Borrar
Jehu Chiapas y Dueñas dialogan durante una sesión de la pasada pretemporada en Las Pistas.
El Salamanca piensa en un nuevo dibujo táctico para la Segunda Federación

El Salamanca piensa en un nuevo dibujo táctico para la Segunda Federación

Parte del staff plantea recuperar el 4-3-3 como esquema base para la próxima temporada

Sábado, 6 de julio 2024, 07:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Salamanca UDS ha dado pistoletazo de salida a la temporada 2024/25 antes de lo que tenía planeado —que era la próxima semana, con la puesta en marcha de la campaña de abonados y las conversaciones, uno a uno, con los jugadores que consiguieron el pasado día 23 el ascenso a Segunda Federación para exponerle el proyecto y su función dentro de él, si es que encajan dentro de los esquemas de la próxima campaña—; y lo ha hecho irrumpiendo con fuerza en el mercado.

Muestra de que el armazón de lo que será el equipo con el que se vuelva a competir en la cuarta categoría del fútbol nacional, tras dos temporadas en el 'infierno' de la Tercera, se tenía más que decidido y estudiado. No sólo por los nombres cerrados y por los que han salido en las últimas horas a la palestra a través de Ángel García y Cuervo, y que ya estarían firmados o muy cerca de ello —Iker Vidal llegaría en condición de cedido por la AD Alcorcón, mientras que en La Coruña siguen sin ver la opción de que el portero Hugo Ríos, también menor de 23 años, salga para reforzar a un rival directo en la Liga—; sino también porque el club tendría decidido volver a establecer el sistema 1-4-3-3, que Chiapas dejó de utilizar acertadamente en favor del 1-4-4-2 con el que finalmente se logró el ascenso a Segunda Federación, a mediados de la campaña pasada.

Ahora, con el cambio de categoría, se quiere retomar ese esquema de juego, o al menos así lo ha puesto sobre la mesa parte del staff técnico, con la idea de dejar claro antes de que el 22 de julio, cuando arranca la pretemporada, de qué manera se ha de jugar.

Volver al 4-3-3 no significará descuidar la posibilidad de jugar con dos puntas o incluso en una versión intermedia a través del 1-4-2-3-1; que serían las otras vertientes que manejaría la dupla de entrenadores (que aún sigue sin confirmarse de manera oficial cuál será el peso específico de cada uno dentro del tándem) para abordar la siguiente campaña. Lo que ha quedado vetado es la posibilidad de jugar con cinco jugadores atrás de base, ya que este esquema no gusta a Lovato, y así se lo ha transmitido a la pareja de entrenadores dese su llegada.

Otra de las líneas seguras de actuación es dar su espacio a los jugadores sub23. Tal y como se está viendo con los primeros movimientos, los jugadores menores serán una base importante de la próxima plantilla, y más desde que la RFEF ha decidido incrementar de cara a la próxima campaña el número de estas fichas hasta alcanzar las 9, abriendo la posibilidad de que el vestuario quede conformado por 25 jugadores; con los que se mantendrían las 16 licencias para jugadores sénior que había la temporada pasada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios