Borrar
Jon Madrazo (UD Logroñés), ante la mirada de Juan Antonio. TEL
El CD Guijuelo y el Logroñés dejan los deberes para la próxima semana (0-0)

El CD Guijuelo y el Logroñés dejan los deberes para la próxima semana (0-0)

El primer capítulo de la eliminatoria se saldó sin goles y todo se decidirá en ocho días en Las Gaunas

J. García

Guijuelo

Sábado, 11 de mayo 2024, 19:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Guijuelo

Guijuelo

0

-

0

Logroñés

Logroñés

El sueño chacinero a principio de temporada de disputar el playoff a Primera Federación cobraba por fin sentido, y el graderío del Municipal Luis Ramos así lo hacía saber. Con el cartel en ventanilla de todo agotado y sin que entrase un alfiler en el Municipal, el CD Guijuelo acogía el primero de los dos asaltos frente a la UD Logroñés. En un duelo que, a priori, por número y por su posición en la tabla partía como favorito el conjunto logroñés. Sin embargo, el primer tiempo ofreció todo lo contrario con un cuadro local que protagonizó las aproximaciones más peligrosas, pero, sin encontrar el acierto del gol. Y los goles tampoco llegarían en un segundo tiempo donde los dos equipos prefirieron probar fortuna con acciones puntuales y sin perder el premio de no encajar. Es decir, todo se decidirá en Las Gaunas la próxima semana.

Con los dos conjuntos sobre el tapete, la igualdad pasó a ser la tónica predominante durante los primeros minutos, el CD Guijuelo, como anfitrión de la cita, empezó a tomar la batuta del juego y, a través del balón parado, empezaba a poner en serios aprietos a la defensa del conjunto logroñés. Llegados al minuto 8 de partido, de nuevo, con un balón parado como protagonista el cuadro chacinero hacia levantar al graderío con un balón desde el flanco derecho de Alberto. El extremo ponía un perfecto balón para que Asiel enviase el cuero cerca del palo derecho de la portería defendida por Kike Royo. Hasta el momento la más clara del partido. Por su parte, el Logroñés no se encontraba sobre el campo para alegría chacinera y ello se seguía trasladando al juego que, con un nuevo balón de Toti colgado desde la izquierda hacía dudar a la zaga del conjunto logroñés. Y cuando íbamos camino de cumplir el primer ecuador de partido, Kike Royo salvaba el primero del Guijuelo. Alberto botaba una falta desde la derecha, pero, Toti no tenía premio con un gran remate, el guardameta respondía con una gran parada enviando el cuero a saque de esquina.

Con el paso de los minutos, el equipo visitante empezaba a despertar y Rabanillo se veía obligado a enviar a córner el primer acercamiento visitante, sin embargo, las aproximaciones de mayor peligro corrían a cargo del Guijuelo. Y, antes de llegar a la conclusión de la primera parte volvían a intentarlos los guijuelenses con un disparo de Pana. El remate del ariete era repelido bajo palos por la zaga logroñesa. Con ello, los protagonistas ponían rumbo al túnel de vestuarios tras un primer tiempo sin goles donde el control del juego corrió a cargo de los locales.

Con el arranque del segundo tiempo, el colegiado optó con llevar las riendas del partido y en los primeros cinco minutos de juego mostraba una cartulina amarilla para cada equipo. Toti la veía por el Guijuelo, mientras que Seguín la recibía por parte de los visitantes. Una actitud muy diferente a la del primer tiempo ya que López Fernández no veía oportuno sancionar algunas feas entradas del Logroñés. El partido mantenía la igualdad de los primeros cuarenta y cinco minutos, y ahora sí, con un Logroñés mucho más metido. Probaba fortuna Ulcelay para el Logroñés con un leve disparo que Rabanillo atajaba sin serios problemas.

Buscaban responder los pupilos de Mario Sánchez con un balón a la espalda de los centrales, de esos que le encantan a Pana. El ariete dejaba atrás a su marcador, pero no conseguía superar a Ugarte y enviaba un fácil balón a las manoplas del guardameta. Superado el minuto 70 de partido, volvía a Pana a pisar el área rival y ello era sinónimo de peligro. El delantero se escoraba para enviar el cuero lamiendo la cruceta de la portería defendida por Royo. En el tramo final de partido, los dos equipos optaron por intentar aprovechar alguna acción pasajera pero sin ceder en el gran premio que era no encajar. Todo queda para sentencia la próxima semana en Las Gaunas donde los hombres de Mario Sánchez buscarán dar la campanada a domicilio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios