22 septiembre 2019
  • Hola

El Guijuelo cae ante una Real B superior (2-0)

El equipo que entran Xabi Alonso superó con claridad al equipo salmantino, que se queda con tres puntos

07 sep 2019 / 19:20 H.

Inofensivo del todo se mostró el Guijuelo en las instalaciones de Zubieta, superado con claridad meridiana por el Sanse que adiestra Xabi Alonso. Un gol de falta de Roberto López cuando el primer periodo se asomaba a su recta final y un testarazo de Zubimendi mediado el segundo acto dejaron los puntos con justicia en el casillero de los potrillos. Segunda derrota consecutiva de los chacineros, que se quedan con tres puntos en la grada y que además de echar de menos a Razvan y Carlos Rubén, tendrá la baja para el próximo encuentro de Adrián Cruz, expulsado tras una fea entrada. Las cartulinas rojas se están convirtiendo en un lastre.

Arrancó el encuentro con un Guijuelo vestido de rojo de pies a cabeza y sólidamente ubicado en el campo con un 4-4-2 y mucha solidez en la defensa. El encuentro se desarrollaba en la zona medular con escasos acercamientos a las áreas, el primero de ellos un centro al área chacinera que despejaba con seguridad Guille Vallejo de puños. Cuando el crono se acercaba al cuarto de hora, una buena acción personal de Nais Djouahra por el costado zurdo acababa en centro raso desde la línea de fondo que atajaba en buena estirada el meta del Guijuelo cuando Celorrio se aprestaba al remate.

Poco a poco comenzaron a tocar mejor los visitantes en la parcela ancha, donde Cristóbal estaba muy activo por el costado diestro. A los 21 minutos, primera oportunidad salmantina en una jugada trenzada con disparo final de Carmona desde la frontal que un zaguero vasco envió a córner.

Escasos minutos más tarde, una jugada de ataque de los de Ángel Sánchez acababa en falta en la frontal, en buena posición, pero el disparo de Adrián Cruz se perdía fuera a la derecha del arquero Ramírez. Y tras unos minutos de sorda pugna en la zona ancha, a los 36 minutos otra falta en la frontal, pero esta vez en el otro lado del campo, abriría el marcador. En el balcón del área, a unos 25 metros del arco, Roberto López puso la pelota con maestría lejos del alcance de Guille Vallejo. Uno a cero, tocaba ya remar contra la corriente.

Pero no hubo atisbo de reacción en un Guijuelo al que el tanto recibido hizo bastante daño. De hecho, apenas un par de minutos más tarde hubo otra falta casi en el mismo sitio, pero esta vez el chut de Roberto López se fue a la barrera. Con un centro chut del mismo jugador donostiarra que sacó con seguridad Guille Vallejo se llegaba al descanso de un encuentro con escasa presencia chacinera en la ofensiva.

La segunda parte empezó con un Guijuelo que dio un paso adelante, jugando más en el campo adversario. Avisaba Cristóbal tras una buena recuperación con un remate algo forzado que se acababa estrellando en el lateral de la red. Minutos más tarde, Dieste caía en el interior del área en una jugada donde los chacineros pidieron penalti de manera tímida.

Ángel Sánchez movía sus piezas dando entrada a Agudo por el propio Dieste, y el ariete castellonense apenas irrumpir en el encuentro probaba con un zapatazo desde la frontal que se le escapaba alto. Pero cuando mejor estaba jugando el Guijuelo, sin haber dado la Real Sociedad B señales de vida en el ataque, una falta colgada al área salmantina halló el único error de la tarde del cancerbero Guille Vallejo, que se confió en exceso en su salida para ver cómo el mediocentro Zubimendi se adelantaba en un poderoso salto para cabecear al fondo de las mallas.

Con el dos a cero, las cosas se ponían mucho más complicadas para un Guijuelo que trataba de adelantar a sus peones, pero estrellándose ante la seguridad defensiva de los guipuzcoanos. Todo se le acabó de estropear a la escuadra visitante cuando, al tratar de presionar la salida de balón del Sanse, Adrián Cruiz llegó muy tarde a un cruce dejando una entrada ciertamente fea sobre un rival. El colegiado no se lo pensó dos veces y le expulsó con roja directa.

Incluso lo que pudo llegar a renglón seguido fue el tercero para un filial donostiarra que ya jugaba a placer y encontraba muchas vías de penetración en la defensa castellana. Roberto López perdonaba enviando su disparo cerca de la escuadra en el uno contra uno.

Susto en Zubieta cuando una falta colgada al área local propiciaba un aparatoso choque entre el meta Ramírez y el central Arambarri. Por fortuna, ambos pudieron continuar sin dificultades. Tan sólo un tímido cabezazo de Bolaños, muy activo en los minutos que jugó, llevó el peligro al marco txuri-urdiñ. Guille Vallejo, al otro lado del terreno de juego, salvaba el tercero en una nueva contra de los locales que finalizaba el debutante Robert Navarro con un disparo raso. Al final, segunda derrota consecutiva para los salmantinos, que no ofrecieron su mejor cara en Zubieta.