Borrar
Jude Bellingham E. P.
Bellingham: «Lo que mató mi ritmo fue la lesión»

Bellingham: «Lo que mató mi ritmo fue la lesión»

«Empecé la primera mitad de la temporada muy bien, hasta enero, ganando la Supercopa»

E. P.

Martes, 16 de abril 2024, 22:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El futbolista del Real Madrid Jude Bellingham ha asegurado que el equipo tiene que ser «valiente» para tratar de acceder a las semifinales de la Liga de Campeones este miércoles en el Etihad Stadium, en el partido de vuelta de los cuartos de final ante el Manchester City, además de reconocer que lo que «mató» su «ritmo» de inicio de temporada fue la «lesión».

«Empecé la primera mitad de la temporada muy bien, hasta enero, ganando la Supercopa. Lo que me mató un poco en cuanto al ritmo fue la lesión contra el Girona. Finalmente supero esto, el dolor en el tobillo, y juego contra el Valencia; marco un gol, me sancionan... Tengo que ser más responsable, me ha afectado al ritmo que tenía. En los últimos dos meses, mi papel en el equipo ha cambiado un poquito, cosas pequeñas que he tenido que ajustar, cambiar y trabajar un poquito más para el equipo, y no me importa hacer esto, pero quizás pierdo un poco de eficacia dentro del terreno de juego», declaró en rueda de prensa.

A pesar de esto, es consciente de que su función es más que marcar. «Sé que mi juego es más de marcar goles, quiero añadir diferentes habilidades. Obviamente, quiero marcar goles, me encanta, pero entiendo que puedo tener más efecto en los partidos en formas diferentes. No esperaba marcar tantos goles aquí, pero quiero seguir tomando la responsabilidad y marcando más goles. No soy de ponerme objetivos, dije siempre que quiero empezar por un gol y ya llevo 20», indicó.

El internacional británico también considera que Carlo Ancelotti es el entrenador que mejor ha sabido encajarle en el campo. «Yo diría que sí, es justo decirlo. Es una señal de buen entrenador. Cuando él te hace creer que eres aún mejor que lo que pensabas antes te llena de confianza. Me da la libertad para expresarme en el campo y ser lo más eficaz posible. Es muy buena persona también, te hace sentir cómodo», subrayó.

Respecto al duelo en el Etihad, se mostró «con ganas» de disputarlo. «Esos son los partidos que quiere jugar un equipo como el Real Madrid. Estoy muy emocionado por el partido y no puedo esperar a saltar al césped y jugar», dijo. «Esperamos que el equipo gane, eso es lo primero. El equipo tiene que jugar bien, y si puedo contribuir sería maravilloso. Quiero ser eficaz, tener un buen impacto, trabajar mucho, ayudarlo tanto defensivamente como ofensivamente. Va a ser un partido muy duro pero tenemos que prepararnos, somos un gran equipo y tenemos que demostrar nuestra calidad», continuó.

Además, considera que el cuadro de Pep Guardiola es «un equipo maravilloso», pero no quiso destacar a quién ve favorito para esta eliminatoria. «Yo no apuesto, no voy a las casas de apuestas, no sé quiénes son los favoritos. Pero lo que sí sé es que somos el Real Madrid y somos bastantes buenos y tenemos jugadores maravillosos. Es más ruido externo, internamente tenemos confianza», expresó.

El jugador madridista también señaló como la mayor dificultad del City su «parte imprevisible». «Te enfocas en un jugador y después tienen 10 más que te pueden causar problemas, así que no tiene sentido pensar en lo individual. Creo que se trata de atacar como equipo, defender como equipo, trabajar de forma estratégica. Tenemos que ser valientes y estar listos para jugar nuestro juego. Hay que hacer algunos ajustes, pero es importante ser fieles a lo que somos, con confianza», apuntó.

Tampoco cree que vaya a afectar el 4-0 de la vuelta el año pasado. «Hablé con algunos de los chicos que jugaron el año pasado de cuáles fueron las sensaciones, y dijeron que fue muy duro. Yo también he experimentado derrotas difíciles, así que entiendo la frustración, pero tienes que olvidar esa emoción y entender que es un nuevo partido. Hay que ser valientes y jugar, están todos en modo profesional», indicó.

En otro orden de cosas, Bellingham se mostró «agradecido» de poder jugar fuera de Inglaterra. «Cada vez que llevo este escudo en el pecho es un sentimiento maravilloso y nunca me voy a cansar de esto. Jugué en Dortmund durante cuatro años y no era normal para jugadores ingleses irse fuera. Jugar al extranjero es una buena idea para jugadores jóvenes ingleses en el futuro y espero que lo esté demostrando», afirmó.

Por último, habló de gesto racista recibido por Aurélien Tchouaméni en el Estadi Mallorca Son Moix. «En los partidos fuera de casa, de LaLiga sobre todo, casi estás acostumbrado a esto. No sabía que había pasado el incidente, es un problema grave. Hay que hacer más. Creo que es una cosa horrible de experimentar, no debería pasar», manifestó.

«La gente del poder tiene que hacer más, sobre todo tras lo de Vinícius en las últimas semanas. Creo que cambia la forma de jugar que tiene y no es justo. Hay que hacer más para apoyar a esos jugadores. Es muy triste escuchar historias como esta porque conozco a los chicos personalmente y nadie se merece ese tipo de abusos. Creo que hay que hacer un llamamiento a las personas que están en cargos de esta situación. Debemos jugar y esperar que los que tienen que cuidarte te cuiden», finalizó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios