30 septiembre 2020
  • Hola

Así es el aire que respiras en Salamanca. Esta es la zona más ‘conflictiva’ por el ozono

Por undécimo año consecutivo, la provincia no supera los valores límite de protección a la salud

13 sep 2020 / 14:51 H.

Por undécimo año consecutivo, Castilla y León no registró superaciones de los valores límite de protección a la salud marcados por la normativa española y europea respecto a los contaminantes primarios que se respiran, según recoge el Informe Anual de Calidad del Aire 2019.

Durante todo el año pasado no hubo problemas de salud relacionados con la calidad del aire, a pesar de ser un año climatológicamente adverso, ya que se registró una pertinaz sequía durante el verano, acompañada de altas temperaturas y grandes periodos de calma atmosférica que no favorecieron la dispersión de los contaminantes.

Sin embargo, sí se superó el valor objetivo de protección a la salud por contaminación por ozono en la zona atmosférica denominada ‘montañas del sur’, entre las que se encuentra Salamanca, junto con Segovia y Ávila y Salamanca, al sobrepasarse puntualmente el valor legal en dos estaciones.

Tres han sido las estaciones que han superado el valor medio octohorario de 120µg/m3 que se utiliza para evaluar el valor objetivo de protección a la salud; estas son la de Segovia (36), El Maíllo, en Salamanca (51) y San Martín de Valdeiglesias, en Madrid, que evalúa los valles del Tiétar y el Alberche (43) .

En base a estos datos, se ha superado el valor objetivo para el trienio 2017-2019 en la estación de Segovia y en El Maíllo, que se constituye en la estación que aporta datos más elevados para esta sustancia en Castilla y León. Esto determina que la zona atmosférica ‘montañas del sur’ haya superado este valor objetivo y se constituye como la zona de Castilla y León donde los valores son más elevados para este contaminante, afectando a una población de aproximadamente 250.000 personas.

Respecto al dióxido de nitrógeno (NO2), es típicamente un contaminante originado por las emisiones de tráfico rodado, por lo que las estaciones localizadas en las zonas que soportan un mayor número de vehículos son las que tienen los registros más elevados. Ninguna de las salmantinas entre ellas. Y sobre el resto de contaminantes, el dióxido de azufre (SO2), las partículas en suspensión (tanto PM10 y PM2.5), el benceno (C6H6) y el monóxido de carbono (CO) han registrado incluso valores por debajo del umbral superior de evaluación, lo que indica que no llegan al 70 % del valor límite.

La conclusión de los técnicos es que, teniendo en cuenta los datos que se registraron en Castilla y León durante el año 2019, la calidad del aire sigue siendo buena y en algunos lugares, excelente.

PALABRAS CLAVE