Borrar
Una imagen de buen tiempo en la Plaza Mayor de Salamanca.
La AEMET confirma el dato histórico que describe el invierno vivido en Castilla y León

La AEMET confirma el dato histórico que describe el invierno vivido en Castilla y León

La Agencia Estatal de Meteorología también prevé que la primavera será cálida, si bien «no hay ninguna tendencia clara» respecto a las precipitaciones

E. P.

Martes, 12 de marzo 2024, 12:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Castilla y León ha cerrado el tercer invierno más cálido desde 1961 con 1,6 grados de media más de lo normal --5,8 grados-- y un déficit de lluvias del siete por ciento, especialmente en el mes de enero, cuando se han registrado anomalías térmicas que rondan los 2,1 grados, superando todos los récords en provincias como Soria y Segovia.

Así se desprende del balance presentado este martes por el delegado territorial de Aemet, Manuel Mora, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Jacinto Canales, y en la que se han ofrecido las principales conclusiones del resumen climático del invierno, así como las previsiones meteorológicas para la primavera en la Comunidad.

Respecto a la predicción estacional, lo «más probable» es que el trimestre abril-mayo-junio, es decir, la primavera, sea cálida, con una probabilidad muy alta de en torno al 60-70 por ciento, y respecto a las precipitaciones, pues no hay ninguna tendencia «clara, hay mucha incertidumbre, no hay un escenario que predomine», por tanto, no se puede ofrecer una predicción en cuanto al carácter que tendrá la primavera en precipitaciones.

En este contexto, Mora ha explicado que el invierno meteorológico en Castilla y León ha sido muy cálido y ha tenido un carácter normal en cuanto a precipitaciones, si bien ha sido el tercer invierno más cálido desde 1961 y un hecho a tener en cuenta es que los últimos seis inviernos han sido cálidos o muy cálidos.

Del mismo modo, ha detallado que el mes de enero pasado ha sido el más cálido en algunos observatorios como en Soria, con una serie centenaria, si bien en otros observatorios como Ávila y Segovia también se han superado récords.

En cuanto a precipitaciones, Mora ha señalado que el balance ha sido normal, si bien ha habido un pequeño déficit en torno a un siete por ciento, porque en el norte ha tenido un carácter más seco en algunas zonas, en general un carácter normal, y en el sur ha tenido un carácter húmedo.

Respecto al balance hídrico, ha matizado que se inició el año agrícola el 1 de septiembre y, debido a que el otoño ha sido muy húmedo, el invierno normal y el mes de marzo se ha iniciado con abundantes precipitaciones, en este momento existe un superávit en torno al 25 por ciento.

«Con lo cual, es una buena noticia porque, como indicaba el subdelegado del Gobierno, para periodos largos, superiores a un año, dos años, incluso tres años, hay un déficit de precipitaciones y, por tanto, sequía meteorológica, sobre todo en el nordeste de la comunidad», ha indicado Manuel Mora, para resaltar que en cuanto a la predicción estacional, para el trimestre abril, mayo o junio, lo más probable es que sea cálido, hay una probabilidad «muy alta», superior al 60 por ciento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios