Borrar
DE CAMPO

La tranquilidad de Sánchez y Planas

Martes, 13 de febrero 2024, 08:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En España, si los agricultores cortan autovías se ve que tienen que regalar pimientos. Para caer bien. Antes, en otras protestas, muchas, repartieron patatas y también carne. Casi siempre nos han advertido de su ruina con un regalo. Ha sido su forma de indicarnos que su trabajo no valía nada y también la manera de caernos simpáticos, de tenernos de su parte. En España nos necesitan para tener fuerza, para no estar solos.

En Francia, pues no tanto. Allí se les permite que tiren hasta estiércol. Aquí les decimos que cochinadas, las justas, y que muy mal, que eso no nos gusta. Y si se manifiestan en Madrid con alegría y pancartas, como aquella vez, pues bien para la foto pero para nada más. Es normal que tengan un lío sobre cómo protestar.

En Francia y en otros países, ha sido salir la primera tractorada y darles el Gobierno enseguida su apoyo. España es diferente. Aquí hay dos bandos pero para todo.Ya vino a decirlo el presidente del Gobierno: o te gusta la canción de «Zorra» o eres de «Cara al sol».

En España, ahora el que se manifiesta es facha porque lo dice nuestro presidente. Y entonces, por lógica, el Gobierno ha dejado claro a los agricultores y ganaderos que son «fachosfera»: buenas palabras y ya haremos algo, que suele ser un parche de millones que repartidos entre tantos quedan en nada pero que de cara a la sociedad, impresionan.

Y de hablar en los Goya de los agricultores y ganaderos, nada, como si los actores fueran tan espirituales que se alimentaran del aire. Y que quede claro que defender a los agricultores y ganaderos en nuestro país es atacar la política verde y al defensor del medio ambiente. Aquí le viene bien al que gobierna que no haya término medio.

La nueva PAC, de la que tanto se queja ahora la gente del campo, se ve como la gran victoria de los progres, de la cultura woke. Y como la derrota de la tradición: la derrota del pueblo, la matanza y hasta del pincho de jeta. Yde paso, de los toros. Europa se ha puesto el traje de super héroe para salvar el planeta pero a costa de agricultores y ganaderos, porque otros siguen volando con el Falcon y no piensan dejarlo.

Con la nueva PAC,Europa reduce la producción de alimentos. Y debería importarnos y mucho. Con ella se asume por escrito que la agricultura y la ganadería son las grandes contaminantes, aunque la calidad del aire mejorara en pandemia a pesar de que casi todos los tractores estaban en el campo. La nueva PAC no es más que el documento escrito de lo que se enseña ahora a los niños en el «cole»: que vaya esas vacas lo enemigas que son del medio ambiente.

No hay pancartas ni siquiera en los ayuntamientos o en los comercios a favor de los agricultores y ganaderos y sorprende porque esto no es sólo una protesta agraria: lo es también por nuestros alimentos, por tantas empresas que viven del campo, por nuestra economía, nuestros pueblos... Tampoco hay ningún partido político que exija al Gobierno una revisión seria del plan estratégico nacional de la PAC. A Planas se le ve tranquilo. Y a Sánchez. Saben que el agricultor necesita el apoyo de la sociedad y no se ven pancartas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios