Borrar
Mimbre de Villoruela para la retención de dunas.
Mimbre de Salamanca para las playas

Mimbre de Salamanca para las playas

Nuevo uso de un cultivo en peligro de extinción: 10.000 kilos se destinan a retención de dunas

Susana Magdaleno

Salamanca

Jueves, 9 de mayo 2024, 20:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cada vez se cultiva menos mimbre en Salamanca, apenas una veintena de hectáreas, y su salida comercial cada vez es más complicada, aunque los vendedores no dejan de buscar nuevos mercados como el de sombrillas para piscinas o comunidades. Uno de estos últimos usos ha sido el de destinar el mimbre a la retención de dunas y su restauración medioambiental. A Denia han ido procedentes de Villoruela 10.000 kilos de mimbre de 1,40 metros para situarla en 5 kilómetros y la misma cantidad ha llegado desde Cuenca, que es otra zona productora pero también con problemas por la falta de relevo generacional en la Serranía (en concreto en Cañamares y Beteta). Tino Sánchez, el salmantino que envió la mimbre a Denia, reconoce que es una salida pero que no puede esperar ventas para este destino cada año. Sí sigue la demanda de rollos de miembre para ocultación y creación de sombra y lo que ha caído es mimbre para artesanía. «Las ventas han caído considerablemente a nivel nacional y más en concreto a nivel local, en Villoruela», señala Tino Sánchez.

Villoruela vivía antes del mimbre pero ahora este cultivo queda para dos familias. Una de ellas es la de Tino y sus hermanos Juan y Teresa, que siguen con este cultivo, con 1º0 hectáreas, por tradición familiar porque también sus padres, Juan y Águeda, se dedicaban a él. De diciembre a marzo, aproximadamente, se cosecha, y ahora en las tierras ya tienen todo preparado para empezar a regar, a lo que se llega después de haber terminado de cortar, acarrear y tirar el mineral. Desde ahora y hasta medidados de junio se centran en las tierras en el control de malas hierbas y de plagas, como la del barrenillo. A la vez, ya han empezado en el almacén el proceso de tallado.

Una hectárea de mimbre produce en una campaña normal unos 24.000-25.000 kilos en verde, que son una vez tallado, unos 14.000-15.000 y pelado se queda en alrededor de 8.000. La cosecha de este año fue en general buena, dice Tino Sánchez, que confía en que la próxima también lo sea y para eso pide calor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios