18 octubre 2021
  • Hola

Los últimos ataques de lobo reavivan el miedo en Las Arribes: “Estamos a todas horas pendientes”

La Junta sigue buscando a los dos ejemplares autorizados a cazar

08 dic 2019 / 14:03 H.
Ver Comentarios

Desde el pasado verano los ganaderos de Las Arribes viven en un continuo estado de alerta. Los constantes ataques de uno o varios lobos han dejado un reguero de animales muertos en pueblos como La Fregeneda, Bermellar, Sobradillo, Lumbrales y, sobre todo, Hinojosa de Duero, donde desde agosto han muerto más de un centenar de ovejas.

El miedo a ser los siguientes ha llevado a los ganaderos de la comarca a encerrar a los animales en naves y a estar permanentemente en guardia. Es el caso del alcalde de La Fregeneda, Manuel Alonso, uno de los cientos de perjudicados por la presencia del lobo en la zona. Junto a su padre lleva un rebaño de 140 ovejas y, aunque de momento no ha sufrido ataques, no baja la guardia. “A las nueve de la mañana estamos ya allí para ver cómo están los animales y luego volvemos a dar otra vuelta por la tarde... estamos allí a todas horas”, reconoce, mientras lamenta la situación que están sufriendo los productores de Las Arribes. “La gente está muy mal porque no puede sacar el ganado al campo y da pena ver zonas llenas de hierba y tú tener a las ovejas comiendo paja y pienso”.

Para proteger a sus ovejas cuenta incluso con cuatro mastines que trajo directamente desde León y que no se separan nunca del ganado. “No se alejan nunca de ellas y si alguna vez falta alguno es porque está echado al lado de alguna oveja que ha parido”, explica.

Otra de las localidades más afectadas por esta situación es Lumbrales, donde su alcalde, Carlos Pedraz, confirma que la preocupación sigue siendo máxima. “Llevamos un par de meses muy movidos, con ataques tanto en ganado ovino como en vacuno”, explica.

La respuesta de los ganaderos del pueblo ha sido también encerrar al ganado, aunque no siempre ha sido efectiva. “Ya no está seguro ni llevándolo cerca del pueblo porque hemos tenido ataques en parcelas que están a escasos metros del parque de bomberos ”, lamenta.

Igual que los regidores de La Fregeneda y Lumbrales, el resto de ganaderos de la zona confía en que la autorización de la Junta para matar dos lobos (uno en la comarca de Vitigudino y de otro en esa misma zona o en su límite con Ciudad Rodrigo) resuelva el problema.

Los últimos ataques se han registrado esta misma semana en una explotación de Bermellar, donde el lobo —o los lobos— mataron a dos ovejas apenas unos días después de haber matado a otras tres más y de dejar heridas a cuatro.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png