12 agosto 2020
  • Hola

Las patatas salmantinas, amenazas por la proliferación de Topillos

Una quincena de agricultores denuncia su incremento en Cantalpino

10 jul 2020 / 10:52 H.

Los topillos empiezan a preocupar a los agricultores de las comarcas de Las Villas y de Peñaranda, principalmente, ahora que las cosechadoras están dejando al descubierto las huras y que la falta de grano les hace desplazarse para abastecerse en zonas más verdes, como son los cultivos de patatas, que ponen en peligro.

La voz de alarma la están dando los propios agricultores hasta el punto de que algunos, como los agricultores de Cantalpino, son los que han alertado al Ayuntamiento de su localidad y han conseguido de este modo que técnicos de la Junta de Castilla y León visiten las parcelas para confirmarlo. Este jueves recorrieron parte de las afectadas, porque son una quincena de agricultores los que han denunciado que los topillos son muy abundantes en sus parcelas y era imposible recorrerlas todas en un solo día, y hoy han anunciado que volverán para terminar de ver el resto. Además han pedido a los productores que les indiquen otros pueblos que puedan estar también afectados por la presencia masiva de estos roedores.

Quienes cosechan son los que más están advirtiendo de la cantidad de huras que hay en las tierras y que antes tapaba el cereal. José Antonio Blázquez, de Tordillos, es uno de los que ha dado la voz de alarma, asustado por el alto número de roedores que está viendo desde su cosechadora en la comarca de Peñaranda, hasta el punto de que no duda en asegurar de que se trata de una “plaga”.

El problema de los agricultores es que se sienten indefensos ante los topillos por las restricciones medioambientales. De momento, la Junta, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, recomienda que en vías de dispersión donde se observe colonización por topillo campesino se destruyan las huras cuando resulte viable; la limpieza de la cubierta vegetal herbácea mediante pastoreo o desbroce (en este último caso, evitar que se acumulen en superficie los restos vegetales producidos).

En cunetas ya limpias de vegetación, procurar su mantenimiento en este estado.