19 septiembre 2020
  • Hola

La avispa asesina ya crece junto al Tormes

La asociación Apis Durii denuncia que hay cada vez más ejemplares en el curso del río en Arribes y lamenta que Medio Ambiente no busque los nidos

09 ago 2020 / 10:58 H.

Si el año pasado se encontraron en Arribes del Duero ejemplares contados de la avispa asiática velutina, temida depredadora de abejas y de otros insectos, este agosto los apicultores mantienen que está siendo constante la recogida de ejemplares en el parque natural, en el curso del Tormes.

La asociación de apicultores Apiis Durii había denunciado el pasado verano la presencia de la avispa e instado a la Administración regional, en concreto a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, a que buscara el nido, pero sin lograr el objetivo. Ahora han vuelto a ponerse en contacto con la Administración pero mantienen que les remite al “112”, por lo que siguen sin conseguir el objetivo.

Según la asociación, los ejemplares de esta avispa asesina es probable que estén en la provincia de Salamanca y de Zamora, porque donde se han encontrado, en la parte zamorana, el tramo del río es muy estrecho con lo que mantienen que es muy fácil para estos ejemplares ir de una orilla a otra. “Es probable que haya más de un nido porque el problema fue que el año pasado no se localizó y ahora la única forma de frenar la expansión es saber dónde está o están”, advirtió Francisco Alonso, secretario técnico de la asociación Apiis Duri, a este periódico.

“No las podemos dejar porque puede ser su puerta de entrada a estas provincias”, dijo, y ofreció la colaboración de su colectivo en la localización.

Ahora los apicultores señalan que hay margen para actuar y para que no ocurra como en otras comunidades como Galicia, invadida por completo por la velutina y a la que ya se ven incapaces de frenar. No obstante, recuerdan que es en septiembre u octubre cuando las avispas asiáticas crían nuevas reinas que se fecundarán y empezarán el ciclo en primavera. El invierno lo pasarán resguardadas. Cada una de las reinas creará su nido y el próximo junio nacería la primera generación de obreras. La reina madre muere tras el nacimiento de las futuras reinas y los machos, tras la fecundación.

PALABRAS CLAVE