25 marzo 2019
  • Hola

Habla el ganadero que acabó con el perro que mató a 25 de sus ovejas: “He matado al perro por defenderme y defender lo mío”

El ganadero de Cilleros de La Bastida lamenta que sea “el malo de la película” y el propietario de los perros quede indemne

03 mar 2019 / 19:25 H.

Juan José Sánchez, ganadero de Cilleros de La Bastida, no sale de su asombro de que pueda ser condenado por maltrato animal, tras acabar con la vida de un perro que estaba atacando a su rebaño y que, incluso, también trató de herirle a él.

–¿Cuánto tiempo lleva soportando ataques de perros?

–Una buena temporada, pero parece que la administración no quiere mover ficha y ya llevamos varios compañeros con numerosas bajas. Llevo desde 2016 sufriendo estos problemas y he presentado seis denuncias contra estos perros, pero ni caso. Y la situación desde hace 15 días es insostenible, con 25 ovejas entre muertas y heridas.

–¿Cómo descubrió a los perros?

–Llevaba varias semanas pasándome de madrugada a ver si descubría quién provocaba los ataques, también a primera hora. Y el otro día un compañero me llamó que las ovejas estaban revueltas. Cuando llegué, pillé a los perros dentro de la corraliza y traté de espantarlos con un palo, pero uno de ellos se revolvió contra mí y tuve que ir al coche y coger una escopeta. El perro siguió y tuve que disparar.

–¿Y después?

–Después fui a la Guardia Civil de Tamames para denunciar lo que había ocurrido. Y allí fue cuando me comunicaron que estaba imputado por un presunto delito de maltrato animal por haber disparado contra el perro. Es decir, he matado a un perro por defender lo mío, lo que me da de comer y me como este lío. Y cuando salga el juicio, a ver qué ocurre.

–¿Cree que se defiende más a los animalistas que a los ganaderos?

–Todo el mundo sabe cómo está la situación con estos perros. Lo hemos denunciado, se ha llamado a la unidad veterinaria de Sequeros, pero no se toman medidas. Este hombre tiene 17 ó 18 perros, están desatendidos, pasan hambre y claro, luego hay estos ataques. El problema es que un día puedan atacar a un niño o a una persona mayor y no tengan defensa.

–¿Cuál puede ser la solución para acabar con los ataques?

–Pues que se tomen cartas en el asunto y se lleven a estos perros a un sitio donde puedan estar bien atendidos y no supongan un riesgo para los vecinos o nuestras explotaciones.