22 julio 2019
  • Hola

El salmantino que mata jabalíes a lanzazos

06 mar 2019 / 13:13 H.

Pedro González sólo sabe que cada vez le llaman más ganaderos para que utilice su lanza contra las jabalíes. Si en Galicia están de moda los arqueros para acabar con esta plaga en las ciudades, en Salamanca este vecino de Golpejas se ayuda de la lanza y sus cinco perros de agarre para acabar a pie con cada pieza. “¿Por qué utilizo lanza? Porque los perros me sujetan al jabalí y no les hago daño. Te juegas el tipo pero me compensa”. Aprendió a manejar la lanza gracias a un amigo de otra provincia, y también compró el arma fuera porque aquí no conoce a nadie más que la use.

Los jabalíes arrasan con cualquier campo de cultivo, pero también con conejos, liebres o perdices, de ahí que sean muchos los que quieren que se adopten cuanto antes medidas. Según la experiencia de Pedro González, donde más jabalíes hay es en la Sierra y en la zona de Vitigudino-Lumbrales. Se ha encontrado desde ejemplares viejos solitarios a grupos de 32, algunos con 130-140 kilos de peso “aunque los más peligros son los que pesan 70 porque corren mucho”. Pedro cuenta cómo en Villaseco de los Gamitos un jabalí grande “le rajó la pierna a un vecino que iba por un camino”. De los accidentes de coche ya ni habla, y recuerda que en Gallegos el año pasado se cazaron 42 en una jornada.

“El jabalí no tiene depredador y cuando tienen 7/8 meses ya paren las hembras”, cuenta, “así que como no se cacen, son un peligro”. En su opinión, debería autorizarse la caza en cotos libres “porque es donde se refugian”.