18 enero 2022
  • Hola

El reducto de las ovejas bordaleira en Salamanca

Un ganadero y tratante conserva en La Zarza de Pumareda un centenar de ovejas de esta raza lusa famosa porque con su leche se elabora el queso de la Serra da Estrela

16 dic 2021 / 12:05 H.
Ver Comentarios

A Fernando Rodríguez esta raza de ovino le gustó nada más verla en Portugal y su capricho fue el de llevársela algún día a su explotación de La Zarza de Pumareda. Ahora, tres años después, es el ganadero salmantino -también es tratante- que más ha apostado por esta raza portuguesa que es famosa porque con su leche se elabora el famoso queso de la Serra da Estrela, que es Denominación de Origen Protegida. De ellas le llamó la atención la cornamenta, “que es -dice- parte de su encanto” y lo rústicas que son, con lo que entendió, como así ha sido, que las ovejas de esta raza podían adaptarse perfectamente a la provincia de Salamanca.

En La Zarza de Pumareda Fernando no se dedica a la producción de leche sino de carne y presume, con razón, de que el lechazo de esta oveja es especial porque “tiende más al sabor del cabrito”. Quizás sea porque es una oveja con mucho temperamento, tanto que si pare en el monte defiende a sus crías de alimañas porque no duda en defenderlas con la ayuda de sus cuernos. Por cierto que a Fernando le llamó también mucho en su momento la atención que a las crías a los dos días ya les suele empezara salir la cornamenta.

Son ovejas que tienen bastante mellizos, son buenas madres, “muy melosas con las crías”, y como “pero” está que sus lechazos tardan más en coger peso que los procedentes de razas más cárnicas, igual que dan menos leche que las razas más lecheras como assaf o awassi.

Pero otro punto a favor de esta raza portuguesa está en la lana, muy fina, y con ella se obtiene un tejido de fieltro portugués que utilizaban los pastores hace años para hacer sus capas porque es muy resistente y además impermeable.

Las ovejas de la raza bordaleira suelen ser de color blanco o castaño, que es el de más prestigio en Portugal, y destacan, además de por su cornamenta tanto en machos como en hembras, por el hocico fino.

Fernando está encantado con sus ovejas portuguesas. Ha contactado con algún ganadero para ‘cambiar la sangre’ y su intención es criar más aunque de momento no ha tenido mucha suerte porque le han nacido más corderos que corderas. La dificultad añadida está en los trámites para poder traer más de Portugal, lo que convierte a La Zarza en reducto de esta raza.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png