Borrar
Jesús Blázquez, en su parcela de zanahorias.
El lamento de agricultores salmantinos por la PAC: “Pagaría dinero para que no existiera”

El lamento de agricultores salmantinos por la PAC: “Pagaría dinero para que no existiera”

Cultiva maíz, cereales, patatas, colza, zanahorias... y está a la última. Aborrece la PAC porque no se orienta a producir.

Miércoles, 8 de marzo 2023, 13:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Jesús Blázquez no se baja casi nunca del tractor en parte porque lo que le falta es tiempo para atender su labor, y también porque reconoce que le entusiasma su trabajo. “La agricultura es complicada pero no la cambio por nada del mundo. No hay nada como ser feliz en el trabajo y esto es algo que no todo el mundo puede decir”.

¿Por qué se ha unido a la “moda” de siembra de zanahorias con una empresa a la que prácticamente le cede la parcela y usted ara, distribuye el abono que le dan y riega?

—Porque no hay que poner todo en la misma cesta, hay que diversificar y esto además te da seguridad. Y ahora tenemos un regadío nuevo y hay que probar cultivos. Sembraré 10 hectáreas de zanahorias con ellos, que son una empresa de Segovia, como el año pasado, y me dan un dinero fijo.

Tenía fama de ser de los que mejor araban sin GPS y ahora es de los más avanzados en las últimas tecnologías. ¿Por qué dio ese paso?

—Llevo toda la vida con el tractor pero el GPS para mí es la mejor inversión que he hecho porque no es solo arar bien, son un montón de cosas: es tener un control total sobre la superficie que trabajas. Tengo ya tres máquinas isobus -sistema que permite controlar con una pantalla el tractor, por ejemplo, y sus aperos- y te permiten ahorros muy grandes porque automáticamente pone abono o semilla donde se necesita. La precisión es exagerada: supone una gran inversión pero compensa siempre que tengas un cierto volumen. Ahora mismo soy un fanático de las nuevas tecnologías.

¿Para cuándo los tractores que trabajen sin conductor?

—Ahora mismo ya podrían pero cuando llega al final hacen que les digas hacia dónde giran, a derecha o izquierda, por seguridad.

¿Cómo ve la nueva PAC?

—La considero un error total. Y se va a pagar no teniendo alimentos en Europa.

¿En qué ha cambiado su siembra?

—Primero hice un estudio para ver qué sembrar. Llovió y tuve que cambiarlo. Yo pagaría para que la PAC no existiera: he tenido que dejar por la biodiversidad 12 hectáreas para que se las coman los pájaros. Lo tengo para sembrar de trigo y de eso no recoges nada porque no lo puedes cosechar hasta el 1 de septiembre, meses después de lo normal. Después tengo que sembrar 4 hectáreas de guisantes y ahora más porque nos han concedido que La Armuña sea de regadío. Es una locura.

¿Espera recoger algo de guisantes?

—No voy a sacar nada. En Cantalpino tenemos un terreno apto para zanahoria, patatas, pero muy malo para oleaginosas, proteaginosas... porque no se dan. O hacemos lo que queramos y nos sanciona la PAC o nos sancionamos así a nosotros. Se empeña Europa en que un 25% de superficie tiene que ser ecológica y eso no da nada. Es como si dicen que no podemos barrer en casa hasta dentro de 25 días. Para la miseria que nos dan nos atan de una forma...

¿Miró ya los derechos provisionales que le corresponden?

—No he querido ni mirarlos. La PAC tendría que ir directamente al cultivo y el que no produzca, que no cobre. Ahora mismo lo que representa la PAC en mi explotación es mínimo, con eso no vives, y a cambio tienes precios bajos por los productos. Ahora sembrar una hectárea de patata te cuesta 10.000 euros y si no vale el producto, te arruinas. Encima por cobrar la PAC tenemos mala imagen y de los ganaderos, mejor no hablar, porque se les trata como a maltratadores de animales y es vergonzoso. Veo que el campo está fastidiado.

¿Entiende entonces que no haya gente joven en el campo?

—La gente lo que quiere es un horario y aquí no lo hay. Te pagan una vez al año y no sabes cuándo te va a llegar el dinero ni cuánto. Para mí la agricultura es una forma de vida. Te vas de vacaciones y estás pensando allí si llueve o no y luego está toda la burocracia. Te tiene que gustar por eso yo a mis hijos no los animo. Que trabajen en lo que les haga felices.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios