17 julio 2019
  • Hola

El ganadero salmantino pionero en criar ovejas ecológicas

Pedro Delgado decidió hace 13 años producir, transformar y vender la leche de sus churras con la etiqueta “verde” desde Monleras

16 may 2019 / 16:48 H.

Si alguien apostó desde el principio por lo ecológico ese fue Pedro Delgado, ganadero con ovejas en Monleras que decidió hace ya 13 años que su producción debería diferenciarse de las demás para llegar mejor al mercado. Descartó decantarse por una raza productiva de ovino, como la assaf o la awassi, y se quedó con la autóctona churra, aún sabiendo que la cantidad de leche que da esta raza es muy inferior a las dos anteriores. Desde el principio, y como reconoce, tenía claro que su planteamiento era producir, transformar y comercializar el producto, dentro de una línea que se diferenciara del resto y el sello ecológico se lo dio.

Ahora, 13 años después, Pedro Delgado sigue siendo de los pocos ganaderos de Castilla y León que apuestan por la ganadería ecológica -prácticamente la totalidad se decantan por la agricultura- y se encuentra ahora con un panorama completamente diferente a entonces: “entonces no había cultura ecológica y ahora, sí”, dice.

Gracias a su experiencia, Pedro ha superado dificultades iniciales como la de encontrar cereal ecológico a precio razonable para alimentar a su ganado. Ahora se abastece en Castilla La Mancha porque aunque las hectáreas han crecido en nuestra región, la proliferación de explotaciones ganaderas ecológicas en el País Vasco y Asturias hace que estas dos comunidades absorban la producción de Castilla y León y el precio sea demasiado elevado para conseguir el objetivo, ya logrado, de hacer su explotación rentable.

¿Sus secretos? Reconoce que ha planteado el negocio en función de sus recursos, y eso implica que ha descartado crecer en número de ovejas: sigue con las 300 que tenía en un principio. Y él se encarga de todo el proceso de producción, desde cuidar el ganado hasta comercializar el queso ecológico que elabora. “He logrado una explotación viable dentro de las posibilidades de trabajo”, apunta. “La gente está dispuesta a consumir productos de calidad y el caso está en no convertirlos en productos elitistas”.

Tiene claro también que si apenas hay ganaderías ecológicas en Castilla y León es porque “es muy complejo cambiar todo el sistema: vacunas, pienso, todo tiene que venir certificado...”

PALABRAS CLAVE