Borrar
Las lluvias se dejaron notar en las fincas de Ciudad Rodrigo. DAVID SÁNCHEZ
Daños en cultivos por el granizo y alivio por el agua en los pastos

Daños en cultivos por el granizo y alivio por el agua en los pastos

La DANA afectó de forma desigual y la preocupación está en colzas y lentejas. Donde más llovió fue en el oeste, con zonas en las que se superaron los 60 litros

Susana Magdaleno

Salamanca

Domingo, 30 de junio 2024, 12:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Noche de preocupación de los agricultores por la DANA, que dejó lluvias abundantes en la provincia, incluso superiores a los 80 litros por metro cuadrado en algunas zonas, según mantienen agricultores, y granizo.

Una de las zonas peor paradas fue la de Sieteiglesias de Tormes, donde el pedrisco apareció y dañó cultivos. Según señaló ayer COAG Salamanca, en zonas donde se produjo hubo daños en hojas de maíces o patatas, aunque aún sin cuantificar.

Aún así, la lluvia cayó de forma muy desigual, con zonas de la provincia en las que apenas tuvo incidencia. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico recogió ayer en pluviómetros de Pedrosillo de los Aires 18,4 litros por metro cuadrado, igual que en Pedraza de Alba y en la zona del aeropuerto, donde el agua fue muy bien recibida, con 25,6.

Donde más llovió, según los datos obtenidos de estos medidores oficiales, fue al oeste de la provincia. En concreto, en zonas como El Bodón, donde, en la base aérea, se recogieron 64,6 litros por metro cuadrado; 46,4 en Vitigudino o 30, en Bañobárez. Los ganaderos, por lo general, están satisfechos por el agua caída y su efecto en los pastos porque algunas tierras ya estaban muy secas.

En cuanto a los agricultores, existe preocupación por la colza y las lentejas que aún quedan en las tierras sin recoger, aunque la mayor parte de ellas ya están cosechadas y la estimación es que queden ya en torno a un tercio. Es un cultivo que soporta mal el agua en esta época y el riesgo, aparte de por supuesto el pedrisco, está, según advierten agricultores, en que el calor después de la lluvia abra la vaina.

Agradecieron también agricultores de zonas de regadío las bajas temperaturas de ayer porque mantienen que el sol, después de un día de lluvias, habría sido perjudicial para los cultivos. La cosecha se detiene hasta que regrese el calor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios