Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La jornada de ayer tuvo dos escenarios. Primero, en Berlín se celebró una gran concentración-tractorada protagonizada por los agricultores y ganaderos, que llevan ya unas cuantas jornadas de movilizaciones para protestar contra los recortes que pretende aplicar el Gobierno de este país. Por lo que se ve, las autoridades germanas no se esperaban la contundente respuesta de su sector agrario. Mientras tanto, han seguido las movilizaciones en otros Estados miembros del este. ¿Se puede extender esta oleada de protestas y llegar a España? Es posible y motivos no faltan; el último, la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) impuesta por el Gobierno. Pero hay muchos más, desde el recorte de las ayudas de la PAC, hasta el «pasotismo» de Planas y su equipo en relación con la EHE, asunto de vital importancia para la provincia de Salamanca. De momento la Unión de Uniones ha convocado tractoradas para el 21 de febrero. Ya veremos lo que hacen las otras organizaciones.

El segundo escenario se situó en España. El ministro convocó deprisa y corriendo, sin orden del día, primero, y por videoconferencia, una reunión de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural con los consejeros de las Comunidades Autónomas. Finalmente enviaron un orden del día con un solo punto: el reparto de 45,8 millones de euros para promocionar el vino en terceros países. Pero sin referencias a la reunión extraordinaria de la citada Conferencia que habían pedido los consejeros del PP a finales del año pasado, con siete puntos muy concretos. Planas, una vez más, se ha saltado a la torera las reglas del juego. Por eso, los consejeros populares denunciaron que el ministro «silencia al campo y levanta un muro frente a los agricultores al hurtar el debate en la Conferencia Sectorial. Los populares calificaron la convocatoria de «opaca, precipitada y con un orden del día sin consensuar».

El ministro actuó como es habitual en él cuando alguien le lleva la contraria, o no comparte sus puntos de vista, es decir, con la chulería y la prepotencia que le caracteriza. Parece que no se ha dado cuenta que el poder territorial ha cambiado de bando. Desde Castilla y León el consejero reclamó al ministro, una vez más, y van ya unas cuantas, modificaciones en la PAC, ayudas a la EHE y la ampliación de los seguros agrarios. Gerardo Dueñas lamentó también que las reuniones sectoriales que convoca el Ministerio no aborden estas cuestiones de «especial urgencia» y, además, se celebren solo por videoconferencia. En resumidas cuentas, que el encuentro de ayer no fue una balsa de aceite para Planas, a pesar de que él, habla y habla y habla y deja a los consejeros tres minutos. El enfado de bastantes de ellos era más que evidente. «Se han acabado las tomaduras de pelo» por parte de Planas, coincidieron en señalar varios de ellos. ¡A ver si es verdad!

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios