Borrar
Toreros en el patio de cuadrillas de la plaza de toros de Vitigudino. ALMEIDA
La parrilla de salida taurina para 2024

La parrilla de salida taurina para 2024

Damián Castaño es el torero salmantino que mejor situado aparece antes de comenzar la nueva temporada; Manuel Diosleguarde arranca con el reto de confirmar su alternativa; y Juan del Álamo, con la esperanza de volver a encontrar un hueco en Las Ventas que reactive su carrera.

Martes, 2 de enero 2024, 20:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El nuevo año será el primero en el que López Chaves no se vista de luces después de 25 temporadas de matador de toros y toda una vida entregado a la profesión. Y también después de haber sido en las últimas campañas una de las referencias charras en la temporada. Lo hizo dentro del circuito más duro, el de las ganaderías más exigentes y los carteles más modestos. Ahí tendrá que desenvolverse y crecer Damián Castaño, para quien 2024 será un año clave y en el que aparece como el diestro salmantino mejor situado en la parrilla de salida. Ambos fueron las dos referencias principales del curso pasado; ahora, Damián Castaño se queda al frente de un pelotón salmantino que de entrada va a tener tres plazas clave a las que se agarran para dar un empujón y reavivar sus carreras: Madrid, Bilbao y Pamplona. En Las Ventas tendrá sitio asegurado Damián Castaño, que protagonizó una de las faenas destacadas del año a un toro de Valdellán en el ciclo torista de septiembre, que le dio el pasaporte para volver de nuevo a San Isidro 2024 tras confirmar su alternativa hace dos ediciones y quedarse fuera de esta feria en la pasada primavera. En Bilbao protagonizó una de las actuaciones más rotundas de su carrera donde reivindicó su sitio. Una y otra deberán contar con él.

A Las Ventas mira de nuevo Juan del Álamo, que es no solo el único matador de toros salmantino del escalafón actual que ostenta una puerta grande en el coso de la calle Alcalá sino que es el torero con más trofeos cortados en este escenario en el que confirmó en 2012: una veintena de tardes, 14 de ellas en San Isidro, diez orejas, una salida a hombros y una «condena» injustificada e inexplicable en esta plaza desde el 4 de junio de 2019. Madrid siempre fue el coso que le dio vida y oxígeno. La pandemia primero, un año en blanco después, le llevaron a una «reaparición» en 2023 en la que se aferró a la Copa Chenel para poder volver a respirar y, en ese concurso, se convirtió en uno de los destacados hasta llegar a la final, en la que cayó herido. Su brillante paso por allí y su reaparición en Pamplona —donde cortó una oreja a un toro de José Escolar— son su mejor aval para aportar argumentos e intentar meter cabeza en Madrid para seguir contando. San Fermín le espera.

Después del drama vivido, y sufrido, en Cuéllar en agosto de 2022, y una temporada de rodaje y recuperación de sensaciones delante del toro, Manuel Diosleguarde volverá a asumir retos de envergadura para relanzar su aún incipiente carrera. Y eso pasa por confirmar su alternativa (Santander, 2022) en San Isidro, donde todo hace indicar que será uno de los nombres propios fundamentalmente por la historia de dolor, sacrificio y superación que arrastra. Y porque en las dos primeras de las tres actuaciones que firmó como novillero en esta plaza, paseó una oreja.

Los tres se posicionan como tres de los nombres clave en los albores de la temporada 2024 dentro del modesto batallón de matadores de toros salmantinos. Damián Castaño cambió de aires en la gestión de su carrera que en septiembre puso en manos de Andrés Sánchez tras una efímera etapa al lado de Ángel Guzmán; por su parte, Juan del Álamo apuesta por la continuidad junto a Lázaro Carmona como mentor mientras que los asuntos en los despachos de Manuel Diosleguarde seguirán siendo defendidos por Ángel Manuel Castro, Nacho Matilla y José Ignacio Cascón.

A borrar el cero

A los siete toreros salmantinos que al menos estoquearon una corrida de toros en la campaña de 2023 se suman tres que siguen en activo pero que no se vistieron de luces en ese año en los festejos celebrados en España y Francia: un veterano como Eduardo Gallo, que se mantiene refugiado en México; Alejandro Marcos, que sufrió un frenazo en seco tras un 2022 que se le escapó cuando mejor se lo pusieron; y Antonio Grande que, tras doctorarse en Alba de Tormes al final de 2022, no logró firmar ningún contrato el pasado curso. El torero de La Fuente de San Esteban busca nuevo apoderado tras romper la relación profesional que le unía a Andoni Rekagorri y Jesús Benito, mientras que los otros dos estaban y siguen sin mentor.

Siete matadores de toros charros en 2023

En 2023 se vistieron de luces siete matadores de toros salmantinos: López Chaves (10), Damián Castaño (10), Diosleguarde (8), Juan del Álamo (6), Javier Castaño (3), Álvaro de la Calle (3) y El Capea (2). Entre todos sumaron las 43 corridas con protagonismo salmantino con las que se certificó 2023. Además Miguel Ángel Sánchez y Salvador Ruano actuaron como sobresalientes.

DAMIÁN CASTAÑO

Ante el momento de vida. Sus actuaciones en Bilbao y Madrid le pusieron en órbita, pese al fallo con la espada, que es su gran asignatura pendiente. Una actuación también reveladora en Ceret le sirvió para ganar cartel en Francia. El torismo galo y esas dos ferias españolas y relevantes del año le esperaran en 2024 que pivotará en torno a esos tres ejes y donde espera dar un salto para afianzarse dentro de los carteles con las ganaderías más exigentes.

MANUEL DIOSLEGUARDE

De nuevo a por los grandes retos. Tras un año de rodaje tras el cornalón sufrido en Cuéllar en 2022, Manuel Diosleguarde recuperó el sitio y la confianza en 2023 en cosos menores y 2024 se abre con el gran reto de su confirmación en Las Ventas. Un examen trascendental que se prevé llegue en primavera dentro de la gran cita de la feria de San Isidro, donde debe de volver a sonar su nombre y demostrar que tiene mucho que decir.

JUAN DEL ÁLAMO

A luchar Madrid y a esperar por Pamplona. El objetivo del año será volver a pisar Las Ventas, donde basó su carrera y fue su principal escaparate y trampolín de su época de esplendor. Con Madrid en aire, la baza segura será Pamplona. En el último San Fermín cortó una oreja y es esta una feria que acostumbra a repetir a sus triunfadores. A ese trofeo se aferra como principal aval para pisar uno de los grandes escenarios del curso y llamar a la puerta de otros.

JAVIER CASTAÑO

En busca del enésimo resurgir. La de 2023 fue una temporada de mero trámite, con tres paseíllos vestido de luces, volverá a centrar sus esfuerzos para encontrar en Madrid un hueco que cada vez se hace más complicado y tiene más difícil un torero que el próximo 1 de abril cumplirá 23 años de alternativa. Inicia una nueva campaña, como ya lo hizo el año pasado, en solitario y sin ningún apoderado que vele por sus intereses en los despachos.

ÁLVARO DE LA CALLE

La épica de Madrid, cada vez más lejos. La meritísima tarde ante los cinco toros que le tocó estoquear en Las Ventas en el festejo de la frustrada encerrona de Emilio de Justo el Domingo de Ramos de 2022 apenas le abrió puertas salvo cuatro paseíllos en Francia. Aquella esperanza se fue apagando sin que llegaran contratos. Ni la épica faena en Ceret, donde resultó corneado en verano, tuvo recompensa para volver éste en el que tendrá que seguir remando a contracorriente.

EL CAPEA

Sumando a cuentagotas. Alejando de las citas y los escenarios de relevancia El Capea sigue sumando a cuenta gotas festejos en las últimas temporadas en cosos de tercera categoría, además de sus incursiones en México, aunque cada vez con menos frecuencia que en sus primeros años de alternativa. Ese parece que seguirá siendo el panorama que le espera en una nueva campaña en la que cumplirá 20 años de alternativa

 

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios