Borrar
Los hechos tuvieron lugar en esta zona de Carbajosa de la Sagrada. ARCHIVO
Ocho meses de cárcel por arrojar una moto a un policía tras robar cableado de cobre de Carbajosa

Ocho meses de cárcel por arrojar una moto a un policía tras robar cableado de cobre de Carbajosa

El suceso tuvo lugar a plena luz del día y fue visto por una vecina que alertó a los agentes | El varón llevaba consigo un saco con cables, cuya reposición ascendió a 650 euros

Celia Luis

Salamanca

Jueves, 1 de junio 2023, 18:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha acogido este jueves por la mañana el juicio contra I.G.G., acusado de delitosde resistencia, hurto y lesiones tras levantar las tapas de alumbrado público para apoderarse del cableado de cobre, y después de ser sorprendido por una vecina que alertó a la Policía Local, intentar huir en una moto que no consiguió arrancar y que acabó lanzando contra uno de los agentes en septiembre de 2022 en Carbajosa de la Sagrada.

Según ha podido saber LA GACETA, las partes llegaron a un acuerdo y el varón aceptó una pena de seis meses de prisión por el delito de hurto, 2 meses por el delito de resistencia y una multa de un mes a una cuota diaria de 6 euros (180 euros) por las lesiones.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 22 de septiembre. Según relata el fiscal en su escrito de calificaciones, a la que tuvo acceso este diario, el acusado se dirigió a una zona ubicada entre las calles Las Torres, Santa Teresa y Arapiles de Carbajosa y, movido por ánimo de ilícito enriquecimiento, levantó las tapas del alumbrado público con la intención de apoderarse del cableado de cobre que pudiera encontrar en su interior.

Los hechos fueron presenciados por una vecina, quien avisó rápidamente a una patrulla de la Policía Local que casualmente pasaba por allí en el vehículo oficial. Sus integrantes lograron localizar al acusado junto a un descampado cercano y le dieron el alto de viva voz cuando se alejaba a pie portando consigo un ciclomotor que trataba de arrancar sin éxito alguno.

Lejos de atender a los requerimientos policiales, el individuo reaccionó de manera violenta frente a ellos, procediendo a arrojar el ciclomotor contra uno de los policías al tiempo que huía a la carrera, pudiendo ser finalmente alcanzado tras una breve persecución en la que I.G.G. ofreció una fuerte resistencia a los agentes, llegando a forcejear con ambos antes de que le detuvieran. El acusado llevaba consigo un saco de plástico con los restos de cableado de cobre que acababa de sustraer, cuya reposición ascendió a un importe de 650 euros.

Por otra parte y como consecuencia de la agresividad mostrada por el acusado durante el forcejeo, uno de los agentes resultó lesionado en la muñeca derecha y las dos rodillas, además de perder el reloj de pulsera que llevaba durante el forcejeo.

Por los citados hechos, el fiscal solicitaba al acusado diez meses de prisión por un delito de hurto, dos años de prisión por atentado a agente de la autoridad y dos meses de multa con una cuota diaria de siete euros (420 euros ) por un delito leve de lesiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios