Borrar
Una imagen del lugar de los hechos. TEL
Muere una mujer de 40 años asesinada por su pareja en Béjar

Muere una mujer de 40 años asesinada por su pareja en Béjar

La Policía Nacional de Béjar recibió una llamada de un hombre de 49 años informando de que había asesinado a su pareja y de que se iba a suicidar en un viaducto de la A-66

L. G.

Miércoles, 30 de agosto 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La ciudad de Béjar ha sido escenario del primer crimen machista en la provincia en lo que va de año. La voz de alarma se produjo a las 06:15 horas de hoy cuando A.R.Z.L., un vecino de 49 años, llamó a la Policía para informar de que había asesinado a su expareja, Rosario Martín Chamorro, de 40, amenazando con tirarse por un viaducto próximo a la ciudad. Según ha informado la propia familia de la víctima, habían roto su relación sentimental y el crimen podría haberse debido a los «celos» del asesino confeso respecto a la mujer.

Una dotación del parque comarcal de bomberos se trasladó al domicilio donde se produjo el asesinato, en el número 7 de la calle Gredos, para abrir la puerta y facilitar que efectivos de la Policía Local y Nacional accedieran a la vivienda. Allí, se encontraron el cuerpo sin vida de Charo, como todos la conocían.

A continuación, los bomberos se trasladaron al viaducto para intentar convencer al autor confeso del crimen de que no se lanzara al vacío. Hasta allí también acudieron agentes de la Guardia Civil y personal sanitario junto con la Policía Nacional para disuadir al hombre. Tras hora y media de conversaciones, el varón se bajó de la barandilla y se entregó.

Efectivos policiales permanecieron en la vivienda donde se cometió el crimen para la recopilación de pruebas y hasta el levantamiento del cadáver. Además, la Policía Local acordonó la zona en una calle hasta la que se acercaron los familiares de la víctima, visiblemente afectados, para conocer más detalles.

El momento más tenso se vivió minutos después de las 11:00 horas cuando llegó a la vivienda un furgón de la Policía Nacional y los familiares golpearon el vehículo pensando que el presunto asesino estaba dentro. Sin embargo, los agentes informaron que allí no estaba y se calmaron.

Según informa la Subdelegación del Gobierno, el detenido tenía denuncias del año 2005 por violencia doméstica hacia su padre y hermano. Por su parte, la víctima había interpuesto denuncias por malos tratos, pero hacia otras parejas anteriores, pero ninguna hacia su presunto asesino.

No murió del golpe en la cabeza

Aunque el cuerpo sin vida de Charo presentaba un golpe en la cabeza, según ha podido saber LA GACETA, este no habría sido el motivo de la muerte. Los forenses practicaron ayer la autopsia del cadáver que determinará la causa.

Charo era una persona conocida en Béjar y deja cuatro hijos, los dos mayores rondan los 16 y 14 años y los pequeños, mellizos, los 8 años.

Según informan las fuentes consultadas, los menores se encontraban bajo protección de la Junta y son fruto de dos parejas anteriores de la mujer. Los mayores permanecían con el padre biológico hasta que hace unos meses renunció a la custodia y fueron trasladados a un centro de acogida. Los más pequeños se encontraban en un programa de adopción, aunque se desconoce si están ya con alguna familia.

El detenido permanecía en la tarde de hoy en la Comisaría de Policía de Béjar y se espera que hoy sea puesto a disposición judicial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios