18 octubre 2021
  • Hola

Le piden casi 4 años de cárcel por un surrealista suceso en una rotonda

El acusado se plantó de noche en medio de una glorieta de la ciudad y, tras amenazar a los conductores, acabó a gatas y rompió la nariz a un policía

11 oct 2021 / 21:58 H.
Ver Comentarios

El hombre detenido el pasado mes de marzo por plantarse en medio de una rotonda de la ciudad, gatear por la misma, insultar y amenazar a gritos a los conductores y romper la nariz a uno de los policías que le ayudaban a levantarse del suelo, se enfrentará esta semana a una condena de un año de prisión que le pide el Ministerio Fiscal por un delito de atentado y 720 euros de multa por un delito leve de lesiones, además de una indemnización al agente lesionado de 1.750 euros.

La acusación particular eleva la solicitud a casi cuatro años de prisión: dos años y seis meses por el delito de atentado y un año y tres meses por un delito de lesiones, además de una indemnización al agente de 2.093,15 euros.

Según informan fuentes del caso a LA GACETA, el Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha señalado el juicio contra el acusado, de iniciales P.G.M., para este jueves a las nueve de la mañana. Los hechos tuvieron lugar el pasado 20 de marzo, alrededor de las 23.15 horas, cuando los agentes de la Policía Local, que estaban de servicio y debidamente uniformados, fueron comisionados para que acudieran a la Glorieta Antonio Machado, que une la avenida de Comuneros y el Túnel de la Televisión, donde al parecer una persona había agredido a otra.

Los Agentes desplazados comprobaron que el acusado se encontraba en mitad de la glorieta, “muy alterado y agresivo”, donde también se encontraba la supuesta víctima, que manifestó a los agentes, que el acusado había intentado agredirle. Los policías se dirigieron hacia al acusado para identificarle, pero este se mostró agresivo y desafiante con ellos, a quienes insultó en repetidas ocasiones.

En un momento dado, el acusado tropezó con la valla que delimita la zona ajardinada de la glorieta y cayó al suelo. Por este motivo, los agentes se acercaron a él para intentar ayudarle a incorporarse tras la caída. Sin embargo, reaccionó dando un puñetazo en la nariz a uno de ellos.

Lejos de calmarse, siguió mostrando una actitud muy agresiva hacia los policías, a los que lanzó patadas y puñetazos, lo que motivó que estos le redujeran y se lo llevaran detenido, mostrando en todo momento fuerte resistencia a su detención, incluso en las dependencias de la Comisaría de Policía, y previamente a su ingreso en calabozos, continuó con su comportamiento muy agresivo. De hecho, durante un cacheo preventivo, propinó una patada en la cabeza al mismo agente, al tiempo que también intentó agredir, lanzando patadas contra los policías allí presentes.

A causa de la agresión, señala la acusación particular en su escrito de calificación, el agente agredido sufrió lesiones consistentes en contusión nasal con fisura de huesos propios y desviación del tabique nasal, precisando para su curación un periodo de 20 días. Recibió asistencia facultativa, pero le ha quedado una secuela consistente en alteración de la respiración nasal.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png