Borrar
Fotografía de un fumadero de drogas desmantelado en Pizarrales. ARCHIVO
Se gasta más de 300 euros en droga en una noche y denuncia el robo de su tarjeta en un fumadero de Pizarrales

Se gasta más de 300 euros en droga en una noche y denuncia el robo de su tarjeta en un fumadero de Pizarrales

Afirma que una mujer que le acompañó a drogarse se la quitó y se gastó casi 1.500 € con ella. La juez ha absuelto a la acusada porque estima que no ha quedado acreditada su culpa. Destaca que el propio afectado reconoce que ese día consumió «bastante», por lo que no cree que pudiera apreciar «con nitidez» que fuera ella

M. C.

SALAMANCA

Domingo, 7 de julio 2024, 10:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ocurrió a finales del año 2022, un hombre denunció que la mujer con la que había ido a un fumadero del barrio de Pizarrales, donde él solo había consumido más de 300 euros en cocaína y heroína, le había robado la tarjeta bancaria. Manifestó también que no se había enterado de cómo se la había cogido y que se dio cuenta de que le faltaba cuando se despertó en un banco sin saber cómo había llegado allí. El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha acogido juicio por estos hechos y pese a que la acusada ni siquiera compareció ante la juez y el denunciante mantuvo su versión, la supuesta autora de los hechos ha salido absuelta al no haber sido acreditada su autoría.

La sentencia, a la que ha tenido acceso LA GACETA, declara probado que el día 12 de diciembre de 2022 el perjudicado interpuso denuncia en la Comisaría de Policía de Zamora contra la acusada, M.J.T.M., por la sustracción de su tarjeta de crédito y SIM, diez días antes en un fumadero del barrio de Pizarrales, al que había acudido acompañado de la acusada y más gente. Denunciaba además la utilización por parte de la acusada de la tarjeta sustraída en diversas operaciones por un importe total de 1.468,48 euros.

No ha resultado acreditado, señala la juez, que la acusada haya sido la autora de los hechos denunciados.

«No resulta acreditado como evidencia exente de toda duda que la acusada sea la autora de los hechos denunciados», señala la juez en sus fundamentos, que añade que como única prueba se cuenta con la declaración del denunciante que manifestó en el plenario que había conocido a la acusada en los fumaderos de Zamora y que el día 2 de diciembre de 2022 le recogieron en su casa y fueron a un fumadero de Pizarrales de Salamanca con ella y dos chicos más.

Allí, dijo, consumió cocaína, heroína, y que allí le quitó la acusada las tarjetas de su teléfono móvil, y la tarjeta para sacar dinero. Dijo que no se enteró cómo lo cogía, que la vio marcharse y que, cuando se dio cuenta, ya se había ido.

Después de ello, añadió, él apareció en un banco sin saber cómo llegó, que le despertó un chico y cuando se despertó se dio cuenta de lo que le faltaba y que no sabe si se despertó el mismo día o al día siguiente. Según manifestó, estaba muy mal, tuvo que ir a urgencias y que ese día había consumido 300 euros de cocaína.

La juez concluye que de la valoración conjunta de la prueba no queda acreditada la autoría de la acusada, pues «el propio denunciante reconoce que ese día había consumido bastante, 300 euros de cocaína , además de heroína, que incluso apareció en un banco en la vía pública desconociendo cómo había llegado, que no sabe si desde que fue al fumadero hasta que le despertó un chico en un banco en la calle, habían pasado uno o dos días, que no se enteró cómo le cogían las tarjetas; que al fumadero acudió además de con la acusada con otros dos chicos, cuya identidad no se ha determinado y allí había más personas».

Señala además que no se ha realizado investigación alguna que vincule a la acusada con las extracciones realizadas con la tarjeta sustraída, ni tampoco se ha solicitado certificación al banco de los movimientos realizados con la tarjeta , ni la fecha en la que se realizó el bloqueó de la misma.

«Por todo ello surgen serias dudas de que el acusado pudiera constatar y apreciar con nitidez que efectivamente la acusada portaba sus tarjetas cuando se fue del fumadero, máxime cuando tuvo que ser asistido en urgencias y la denuncia no se interpone hasta el día 12 de diciembre», concluye la magistrada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios