Borrar
Los hechos tuvieron lugar en diciembre de 2022 en Éjeme, Salamanca. ARCHIVO
Al banquillo por amenazar al alcalde de Éjeme con cortarle el cuello y patear a un guardia civil en la entrepierna

Al banquillo por amenazar al alcalde de Éjeme con cortarle el cuello y patear a un guardia civil en la entrepierna

Los hechos se habrían producido cuando el acusado, M.A.R.P., estaba ebrio

C. L. S.

Salamanca

Sábado, 13 de enero 2024, 06:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca ha señalado para la próxima semana el juicio contra un hombre acusado de conducir borracho hasta la casa del alcalde de Éjeme, amenazar a este y a los integrantes de una patrulla de la Guardia Civil, llegando a propinar una patada en la entrepierna a uno de los agentes. La vista, que se tenía que haber celebrado en septiembre de 2023, tal y como publicó este medio, se ha señalado para el miércoles, 17 de enero.

Los hechos tuvieron lugar la noche del 17 de diciembre de 2022 y el acusado, de iniciales M.A.R.P., se enfrenta a una condena total que le pide la Fiscalía de dos años y tres meses de prisión, tres años y seis meses sin carné de conducir, 2.520 euros de multa y seis meses de prohibición de aproximarse con el alcalde, a su casa o lugar de trabajo y de comunicarse con él, así como al pago de una indemnización al agente por importe de 225 euros por cinco delitos: conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia, atentado a agente de la autoridad, lesiones y amenazas.

Según relata la Fiscalía en su escrito de calificaciones provisionales, sobre las 22:40 horas, M.A.R.P., sin antecedentes penales, se dirigió en un vehículo Citroën Xsara hasta la calle donde tiene su residencia el alcalde en Éjeme, se situó delante de la puerta de su casa y se quedó parado mirando hacia dentro, tras lo que se marchó del lugar.

Media hora después volvió con el coche, ante lo que el alcalde dio aviso a la Guardia Civil y una patrulla se personó en el lugar. Cuando el regidor municipal salió a la puerta, el acusado le espetó: «Eres un hijo de la gran puta, te voy a cortar el cuello, estás sentenciado. Eres un corrupto».

Tras advertir los agentes que el acusado pudiera encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, se solicitó la presencia en el lugar de un equipo de Atestados, ante lo que este trató de marcharse, siendo retenido por dos agentes a los que el acusado se dirigió en los siguientes términos: «Sois unos hijos de puta, os voy a matar, os corto el cuello chulos maricones», llegando además a propinar una patada en sus partes a uno de los guardias civiles.

Como consecuencia de la agresión, el agente sufrió lesiones consistentes en traumatismo inguinal izquierdo, por las que precisó asistencia facultativa, tardando en curar tres días.

Personado un equipo de Atestados de la Guardia Civil en el lugar de los hechos, se requirió al acusado para someterse a las pruebas de detección alcohólica, a lo que este se negó categóricamente pese a ser advertido de las consecuencias de su negativa. Según señala la Fiscalía en sus informes, el acusado presentaba «comportamiento eufórico y agresivo, olor a alcohol, rostro muy enrojecido, ojos brillantes, pupilas dilatadas, habla titubeante, además de repetición de frases e ideas e incapacidad para caminar en línea recta».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios