11 agosto 2022
  • Hola

Un estudio muestra quiénes son los que corren más riesgo de sufrir covid persistente

Los pacientes de 60 años son más propensos que otros grupos de edad a informar de fatiga, palpitaciones, sequedad de ojos o boca, disnea y producción de esputo

Madrid /
19 may 2022 / 17:39 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Un equipo de investigación japonés que estudia las repercusiones persistentes de la covid-19 en los supervivientes y las comunidades locales ha descubierto que tener un caso leve de covid-19, el hábito de fumar, las comorbilidades o el sexo no son factores de predicción significativos para saber si es menos probable que se desarrollen síntomas a largo plazo, pero sí lo es la edad.

“La prevalencia de las secuelas no difiere significativamente en función del sexo, la gravedad del covid-19, el lugar de atención médica, el hábito de fumar o las comorbilidades”, afirma el equipo de investigación, dirigido por el profesor y vicepresidente ejecutivo de la Universidad de Hiroshima, Junko Tanaka, en sus conclusiones publicadas en la revista científica ‘Scientific Reports’.

El estudio transversal exploró cuatro áreas para investigar cómo son la recuperación y la vida comunitaria de los supervivientes de la covid-19. Estas áreas son la persistencia de los síntomas, la angustia psicológica, el deterioro del rendimiento laboral y las experiencias de estigmatización y discriminación. Unos 127 pacientes que se recuperaron del covid-19 en dos hospitales de la prefectura de Hiroshima (Japón) participaron en el estudio entre agosto de 2020 y marzo de 2021.

Aunque descubrieron que los antecedentes de tabaquismo y las comorbilidades no estaban significativamente relacionados con la frecuencia de los síntomas a largo plazo en el análisis multivariante, los investigadores creen que estos factores deberían seguir examinándose en el futuro, ya que solo 18 eran fumadores entre los participantes del estudio. En cuanto a las comorbilidades, sólo se informó de hipertensión en 19 de los participantes y de diabetes en 13.

Se identificaron síntomas persistentes de covid-19 en más de la mitad de los participantes en una mediana de 29 días después del inicio. Por su parte, la mitad de los que presentaban casos leves experimentaron síntomas persistentes.

“El hallazgo más importante es que el porcentaje de pacientes con algunas secuelas después de aproximadamente un mes de la aparición de la covid-19 llegó a ser del 52 por ciento, e incluso entre los que tenían una enfermedad leve, la tasa fue del 49,5 por ciento”, explica la primera autora del estudio, Aya Sugiyama, profesora adjunta de la Escuela de Posgrado de Ciencias Biomédicas y de la Salud de la Universidad de Hiroshima (Japón).

Sus hallazgos coinciden con estudios anteriores que informan de que entre el 53 y el 55 por ciento de los pacientes de covid-19 no hospitalizados presentan síntomas persistentes.

La prevalencia de los síntomas persistentes varió según el grupo de edad en el estudio, pero los investigadores descubrieron que los pacientes de mayor edad son significativamente más propensos a convertirse en pacientes de larga duración en comparación con los de 40 años o menos. Esto concuerda con estudios anteriores que mostraban que los síntomas de larga duración eran más probables con el aumento de la edad.

También descubrieron diferencias dependientes de la edad en la prevalencia de los síntomas. Los pacientes de 60 años o más eran más propensos que otros grupos de edad a informar de fatiga, palpitaciones, sequedad de ojos o boca, disnea y producción de esputo.

Los investigadores observaron cómo los síntomas de larga duración son comunes en los órganos con alta expresión de ACE2. La ACE2, el principal receptor de entrada celular del SARS-CoV-2, se expresa ampliamente en numerosos órganos humanos como la boca, el hígado y los pulmones.

Entre los síntomas más comunes de los que informaron los viajeros de larga distancia en el estudio se encuentran los trastornos del sentido del olfato (15%) y del gusto (14,2%), la tos (14,2%) y la fatiga (11%).

Sus resultados también revelaron que el sexo no era un factor de riesgo para los síntomas de covid-19 de larga duración, lo que contrasta con otro estudio que señalaba que es dos veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png