Borrar
Uno de los carteles de Zona Bajas Emisiones que ya se pueden ver en la ciudad. ALMEIDA
Las señales de la ZBE generan polémica y desconcierto en el centro

Las señales de la ZBE generan polémica y desconcierto en el centro

Los carteles que delimitan la futura Zona de Bajas Emisiones ya se pueden ver por el casco histórico, una medida que, aunque no entrará en vigor hasta el año 2029, ya genera debate entre los salmatinos sobre su idoneidad

Lunes, 10 de junio 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las señales que delimitan la futura Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que tendrá Salamanca a partir de 2029, ya están en las vías publicas de la ciudad. Y, aunque todavía falta mucho para la entrada en vigor de esta medida, que prohibirá la entrada de los vehículos que producen mayor contaminación a la almendra central de la ciudad, ya está generando polémica entre los salmantinos.

Las personas que transitan habitualmente por la zona por motivos de ocio no le ven mayor dificultad y consideran que puede ser una buena estrategia para disminuir la contaminación. Además, señalan que las cosas no cambiarán mucho porque «igual ya en el centro la mayoría de las calles son peatonales y aparcar por la zona es imposible», explica María Sánchez una joven estudiante.

Sin embargo, entre aquellos que trabajan o viven por la zona existe una mayor preocupación sobre el alcance de la medida. «No tengo una opinión formada porque no sé cómo va a funcionar. Sin embargo, habría que ver si los beneficios que aportaría al medioambiente son mayores que los perjuicios que va a generar a las personas. A los comercios no nos afectará porque al centro la gente está muy acostumbrada a venir caminando, pero no sé cómo se gestionará el tema de los repartos y eso», comenta Rosa Fernández, una comerciante.

Una opinión en la que coincide Raquel González, una salmantina que trabaja por la zona: «No estoy muy enterada de que zonas incluirá. Por el centro tal vez no genere tanto problema, pero si incluye Gran Vía o avenidas principales puede ser complicado. Gran Vía, por ejemplo, es una arteria principal por la que pasan muchos coches para ir trabajar y limitar su entrada al lugar podría perjudicar a muchas personas».

Algunos incluso están convencidos de que les dificultará moverse. Sobre todo aquellos que trabajan en la hostelería en las noches. Estas personas comentan que la frecuencia y los horarios de los buses nocturnos son insuficientes. «Antes de tomar una medida así deberían colocar más transporte público y facilidades para acceder al centro», comenta Natalia García, una trabajadora del sector.

Según recoge la ordenanza que regula la ZBE, las limitaciones no afectarán a los residentes o propietarios de plazas de garaje ubicadas dentro del área. Lo mismo pasará con los proveedores. Además, se recogen otra serie de supuestos en los que se podrá acceder a la zona sin importar las características del vehículo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios