19 septiembre 2020
  • Hola

“Se está siendo injusto con Primaria: aquí se resuelve el 95% de los problemas”

“Todos los profesionales, sean del hospital o de centros de salud, saben que en esto tenemos que remar juntos y que el enemigo común es el virus”, opina el médico sobre si hay exceso de derivaciones a Urgencias

11 ago 2020 / 17:41 H.

Pablo Baz, vocal de Atención Primaria en el Colegio de Médicos, considera que la pandemia ha acentuado algunas carencias que la Primaria sufría desde hace años, pero defiende que el papel ha sido y es clave para la contención del virus.

–¿Tienen la sensación de que se está siendo injusto con la Atención Primaria?

–Sí, se está siendo injusto con Primaria. Desde que empezó la pandemia hemos sido un poco el foco sobre ciertas carencias, pero es que esa es una situación que venimos denunciando desde hace años: problemas que ya estaban ahí y se han agravado.

–La pasada semana se insistía en un ruego desde Urgencias, no para que no les envíen pacientes, sino para evitar que sean derivados sin haber sido vistos antes por su médico de familia.

–Primaria resuelve el 95% de los problemas del paciente. De hecho, Salamanca es de las provincias donde la Primaria deriva menos pacientes a Urgencias, según los datos de la Gerencia Regional de Salud. No conozco a nadie, y estoy en un centro grande, que pueda valorar a un paciente por teléfono y sin verlo lo envíe a Urgencias. No lo he visto y defiendo la profesionalidad de los médicos de familia de Salamanca. Creo que algún mensaje se ha malinterpretado, pero te aseguro que todos los profesionales, sean del Hospital o sean de Primaria, sabemos que en esto tenemos que remar juntos, que no hay distinciones, y que el enemigo común es el que es: el virus.

–Entre atención telefónica, a domicilio y presencial, ¿qué número de consultas tienen al día?

–Un número muy alto porque estamos en verano, con el 25% de los médicos de vacaciones y sin que se hayan podido cubrir esos puestos. No nos queda más remedio que hacer más acumulaciones y más guardias. Sobre todo en los puntos de atención continuada rurales. Los recursos que tenemos hay que redistribuirlos, como se viene haciendo, y todo esto lo que ha hecho es acelerar los que ya se nos venía encima, por lo que se han tomado decisiones más drástica. Insisto que nuestra labor es silente, pero eficiente. Se nos ha juntado un exceso de carga laboral, pero los pacientes están atendidos al 100%.

–Hay pacientes que insisten en que les resulta imposible contactar con su médico.

–Sí, otra cosa es la dificultad del paciente en el acceso a la cita telefónica. Sobre todo las personas mayores nos dicen que les cuesta hablar con una centralita.También con la aplicación móvil. Esos problemas habrá que solventarlos de alguna forma, pero el acceso al médico está garantizado y ahora mismo no tenemos lista de espera.

–¿El gran problema de fondo es que hacen falta profesionales?

–Desde luego, hacen falta. Enfermería, por ejemplo, han podido hacer contrataciones de verano y hasta finales de diciembre, pero en la categoría de médicos tenemos este problema desde hace años. No hay especialistas y los que hay no tienen arraigo con Salamanca, por lo que la idea que se escucha es contratar a extracomunitarios o médicos sin formación MIR.

–¿Cómo afrontan una segunda ola? ¿Cansados, deprimidos, enfadados...?

–Creo que estamos psicológicamente desanimados porque ya teníamos mala previa cuando nos llegó el tsunami de la pandemia. En verano necesitábamos descansar y en lugar de eso lo que te toca es un aumento del volumen de trabajo por las acumulaciones, y si es a nivel rural, también un aumento de la población. El ánimo no es el mejor porque no le ves fin a la situación.

–¿Apuestan por una segunda ola más suave que la primera?

–Lo cierto es que tenemos más medios, más test, más conocimiento y que la población está más concienciada, pero no se puede bajar la guardia. Los brotes están muy bien controlados y eso también es labor de la Atención Primaria.

PALABRAS CLAVE