24 febrero 2020
  • Hola

Reclaman a Sacyl que investigue si se filtró el examen de Medicina de Familia: “Podían haber disimulado un poco”

Una oleada de opositores denuncia las notas “irreales” y “exageradas” de los primeros clasificados en la fase de oposición y su “conocido vínculo” con miembros del tribunal

13 feb 2020 / 09:51 H.

Numerosos opositores que se presentaron a la oposición de Medicina de Familia de Sacyl —celebrada en noviembre— van a exigir a la Junta que investigue si se han filtrado las preguntas del examen a otros candidatos cercanos a miembros del tribunal.

Antes de que se realizara el examen ya circulaba el rumor de que algunos aspirantes podrían conocer las preguntas de la prueba por tener una relación cercana con miembros del tribunal.

Tras la publicación de los resultados, muchos de los médicos que se presentaron al examen han tomado la determinación de tomar medidas por lo que consideran “un escándalo”. “Estamos hablando de que esas personas de las que se sospechaba han obtenido puntuaciones casi perfectas”, señalan a este diario.

El problema -apuntan- no es tanto que esos candidatos hayan obtenido los primeros puestos, sino que “al haber obtenido puntuaciones tan exageradas y fuera de lo normal, la nota de corte se ha disparado de manera ilógica y mucha gente se ha quedado fuera con puntuaciones que en cualquier otra oposición habrían sido más que suficientes”. El pasado año la nota de corte fue de menos de 45 aciertos netos, mientras que la de noviembre fue de 49,5 aciertos.

Afectados de diversas provincias se han puesto en contacto para hacer una reclamación de manera individual, pero de forma coordinada. La queja va destinada a la Dirección General de Profesionales y busca que se declare la nulidad de la fase de oposición del proceso selectivo. Por otra parte, imputar indicios de criminalidad y enjuiciar por la vía penal a los miembros del tribunal que hayan podido filtrar preguntas.

Sospechas con nombres y apellidos

“Podían haber disimulado un poco y fallar algunas preguntas para que no llamara tanto la atención, pero es que han acertado prácticamente todo”, señalan varios de los médicos salmantinos que se sienten perjudicados. Forman parte del grupo de profesionales que van a escribir -o ya lo han hecho- a la Junta para exigir una investigación. El documento no es ambiguo. Incluye los nombres y apellidos de varios de los profesionales sobre los que hay sospechas, así como el nombre del miembro del tribunal con el que se relaciona y sus nexos de unión: matrimonio, amistad íntima y manifiesta...

Para facilitar la investigación se propone que se mire a los candidatos que han conseguido puntuaciones “por encima de 100 puntos, sobre 150” y se sugieren varios criterios a investigar como si existe coincidencia o proximidad de los lugares de nacimiento, centros de salud donde se realizó el MIR, o centros donde prestaron sus servicios los opositores y los miembros del tribunal.

También se pide medir cuántos opositores de una provincia superaron la oposición, cuántos acertaron las respuestas de un determinado miembro del tribunal, cuántos opositores fallaron preguntas que, sin embargo, sí fueron acertadas por los investigados y -en concreto- qué coincidencia hay de las preguntas elaboradas por cada miembro del tribunal con el acierto o desacierto de los opositores investigados. También sugieren investigar si ambas partes investigadas puedan pertenecer a un mismo sindicato.