15 diciembre 2019
  • Hola

Luis García Jambrina avanza la trama de su próximo ‘manuscrito’

El escritor publicará en unos días “El manuscrito de aire”, una nueva entrega de su saga sobre Fernando de Rojas ambientada en Salamanca

09 ago 2019 / 09:37 H.

Luis García Jambrina, escritor prolífico, publicará a finales de septiembre “El manuscrito de aire”, una cuarta entrega de su saga con Fernando de Rojas como pesquisidor. La novela, situada en 1515, llevará al autor de “La Celestina” hasta la isla La Española (actuales República Dominicana y Haití) para investigar un nuevo caso.

“La novedad “, adelanta Jambrina, es que “Rojas sale del escenario de Salamanca y va al Nuevo Mundo, al primer asentamiento colonial, al territorio que se convierte en la base de operaciones para los descubrimientos y conquistas de otras islas y del continente en tierra firme. En La Española está la sede del gobierno de las Indias, del virreinato, y están pasando muchas cosas en los primeros años de la colonización. Ya había mostrado en otras novelas que Fray Antonio de Zamora, fraile dominico que es el ayudante y mentor de Rojas, se había ido a las Indias en busca de otros horizontes y a través de él, el rey envía a Rojas a La Española para que investigue un incidente trágico en la isla”.

El desencadenante de la novela, que aparecerá en las primeras páginas, es el incendio de una aldea taína en la que están algunos indios que habían huido de la explotación a la que eran sometidos en las minas de oro que interesaban a Colón, a los primeros gobernantes y al rey Fernando el Católico.

“No es un hecho histórico”, apostilla Jambrina, “pero está basado en otros incendios y masacres de taínos que tuvieron lugar en La Española y en Cuba. También muere un fraile dominico que acababa de evangelizarlos y bautizarlos. Fernando de Rojas investigará si ese incendio ha sido provocado o no, y si ha sido intencionado, quién o quiénes lo causaron”.

Pese a que ‘El manuscrito de aire’ transcurre en el Nuevo Mundo, la novela seguirá muy vinculada a Salamanca

Pese a que “El manuscrito de aire” transcurre en el Nuevo Mundo, la novela seguirá muy vinculada a Salamanca. “Los primeros dominicos que parten del convento de San Esteban de Salamanca en 1510”, explica el escritor y profesor de la Universidad de Salamanca, “se van a asentar en Santo Domingo, una ciudad naciente. Allí fundaron su convento y la que será la primera universidad de la isla (y del Nuevo Mundo)”. “A veces”, añade el escritor, “no reparamos en la importancia de los dominicos de San Esteban de Salamanca y su papel como los primeros defensores de los indios nativos de Santo Domingo y del Nuevo Mundo. Y esa defensa va a ser tan fundamental porque se cuestiona la legitimidad de la conquista, de la guerra a los indios y de la explotación de los taínos, que son sometidos. Se cuestiona también una institución que se lleva desde aquí: la encomienda. Los indios se reparten entre parte de los españoles que viven en la isla y son encomendados para que supuestamente los evangelicen y los protejan, aunque en realidad los explotan”.

Al escritor también le interesa mucho resaltar que algunos especialistas consideran que el trabajo de los dominicos en defensa de los indios es “la base de los derechos humanos y del derecho de gentes que va a desarrollar Francisco de Vitoria”. “La labor de Francisco de Vitoria no se entendería sin estos primeros dominicos que van a Santo Domingo y desde allí dan noticia a Salamanca y Castilla de cuál era la verdadera situación de los taínos en los primeros años de la colonización”, subraya el escritor y profesor.

Contento con su tetralogía sobre Fernando de Rojas, Luis García Jambrina está ya trabajando en el quinto manuscrito. “La escritura”, confiesa, “es algo terapéutico para mí. Necesito escribir. Cuando estoy acabando una novela, empiezo a pensar en otra. Y como me he embarcado en una serie con el mismo personaje escribir resulta muy atractivo. Sabía que iba a hacer varias, pero nunca tuve claro que completaría cuatro y que, además, seguiría. La verdad es que le he cogido gusto. Ver cambiar a un personaje por diferentes momentos de su época en la España que todavía no era España me resulta atractivo y cuento para ello con el pretexto de seguir las aventuras de Fernando de Rojas”, dice el autor de “El manuscrito de piedra” (2008), “El manuscrito de nieve” (2010) y “El manuscrito de fuego” (2018).

PALABRAS CLAVE