06 agosto 2020
  • Hola

Los ensayos COVID del IBSAL no pueden avanzar por falta de nuevos enfermos

“Afortunadamente cada vez hay menos ingresos o con cuadros menos graves. Los ensayos siguen abiertos, a la espera de nuevos pacientes a los que incorporar”, explica Rogelio González

07 jun 2020 / 20:18 H.

No hay mal que por bien no venga. Los siete estudios que el IBSAL había comenzado en relación al coronavirus se encuentran ahora mismo pausados porque “afortunadamente, cada vez hay menos personas infectadas, menos pacientes hospitalizados y, sobre todo, con manifestaciones clínicas menos graves como para poder requerir tratamientos de este tipo”, explica el director científico del IBSAL, Rogelio González Sarmiento.

El Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca estaba trabajando con estudios que buscan tratamientos para aminorar las consecuencias de la COVID o marcadores para predecir cuándo un paciente tiene un peor pronóstico y, por lo tanto, convendría actuar de forma más rápida.

Buena parte de estos ensayos no pueden seguir avanzando porque no tienen campo de experimentación. No hay enfermos. “Los ensayos no se cierran. Sigue abiertos para el reclutamiento de pacientes hasta que se alcance el número de enfermos que se necesitan, pero es evidente que ahora mismo el ritmo de incorporación ha disminuido, lo cual no es mala noticia”, reconoce González Sarmiento.

La situación ha cambiado drásticamente respecto a dos meses atrás. “Cuando ingresa un paciente en el Hospital se miran sus características y se determina cuál de los ensayos que tenemos abiertos puede beneficiarle más. En función de eso se le incorpora. En la época de poco entraban varios pacientes en ensayo cada semana y ahora está entrando uno cada dos o tres semanas”, confirman desde el IBSAL.

Se trata de una tendencia que se está registrando en todas las provincias de España que tengan peso en la investigación biomédica, pero no implica arrojar la toalla y cancelar los estudios. En cierto modo permite ganar algo de tiempo para ir analizando los datos que sí se han podido recopilar durante los meses más duros y afinar más el proceso de cara a un rebrote: “Los estudios deben seguir porque si hay un rebrote ya estará el ensayo abierto y preparado para seguir metiendo pacientes”.

PALABRAS CLAVE