05 octubre 2022
  • Hola

Las memorias de un corazón con Alzheimer

Salamanca se tiñó este jueves de verde para celebrar el Día Mundial de la enfermedad. Algunos familiares de los afectados demostraron que el cariño ayuda a superar cualquier adversidad, incluso la pérdida de memoria

22 sep 2022 / 15:49 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Nunca olvidaré que mi marido es el amor de mi vida desde hace más de 50 años. El año pasado me empecé a dar cuenta que estaba perdiendo la memoria y por eso decidí acudir a la asociación en febrero. Juntos vivimos bien la enfermedad porque él me comprende y me ayuda”, detalló este jueves María Dolores González, miembro de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Salamanca (AFA-Salamanca), en la celebración del Día Mundial de la enfermedad con el alcalde, Carlos García Carbayo.

María Dolores González y su marido, José Manuel Rodríguez viven una historia de amor capaz de superar cualquier adversidad, incluso el Alzheimer. “Yo soy el que la cuido en el día a día. La acompaño al centro, vamos a comprar al supermercado o realizamos juntos las tareas de la casa. Intentamos hacer una vida normal”, expresó José Manuel Rodríguez.

“Cuando me detectaron la enfermedad fue un momento duro porque mi madre también lo padeció, pero AFA nos ha ayudado mucho a ambos. Allí me realizan preguntas cotidianas como cuál es mi nombre o qué día es. También escribimos, leemos o aprendemos matemáticas, entre otras actividades. Lo más importante es la gran ayuda que recibimos por parte del colectivo”, explicó María Dolores González.

La salmantina Inés Sánchez también conoce lo que significa la enfermedad que sufre su padre, Agapito Sánchez. “Hasta que no fui consciente de lo que le estaba pasando fue todo muy caótico. Hace cinco años que le diagnosticaron Alzheimer y ahora está en una fase tres. Todavía se da cuenta de muchas cosas, pero necesita mucha ayuda”, lamentó Inés Sánchez.

Inés Sánchez recordó emocionada que su padre ha trabajado toda la vida de camarero y ahora “no es capaz de poner la mesa o realizar una cuenta de memoria”. “Es muy triste para la familia. Para él AFA es una ayuda increíble porque hace muchas actividades”, destacó.

Desde el año 2013, el joven Daniel Luis cuida a su abuelo Ignacio Gómez. “Fue miembro de AFA durante tres años, pero ahora está en una residencia. Para la familia es durísimo porque te cambia la organización de la vida. Antes me quedaba a dormir con él o me iba de la universidad para ayudarle. Ahora siempre que puedo voy a verle a la residencia porque aunque no recuerda mi nombre, estoy seguro que sigue sabiendo que lo quiero cada vez que me ve allí”, aseguró.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png