27 septiembre 2021
  • Hola

La vacunación corta la mortalidad en mayores de 80, pero no entre los de 60 a 79 años

Las defunciones entre los salmantinos de más edad en la primera mitad del año es incluso inferior a la de 2019

24 jul 2021 / 11:47 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La vacunación ha puesto freno al elevado coste en vidas que Salamanca sufre desde la irrupción de la covid. Aún así, durante la primera mitad de este año ha continuado registrándose un exceso de mortalidad respecto a 2019 en algunas franjas edad. Y no ha sido precisamente entre los de más edad, los mayores de 80 años, sino que las familias han dicho adiós a más salmantinos de 60 a 79 años de los que habrían fallecido en un año normal. Así lo muestra los datos de defunciones hasta el 14 de junio que publica el Instituto Nacional de Estadística.

En los primeros seis meses y medio de 2021 han fallecido 1.324 salmantinos nacidos antes de 1941. De ellos, conforme a la información que facilita la Junta, 311 murieron tras contagiarse de coronavirus. Sin embargo, aún así fueron menos los decesos de mayores de 80 que antes de que llegase a la provincia el SARS-CoV2. En el mismo periodo de 2019, fueron 1.420, casi un centenar más. Y en plena pandemia, durante la primera mitad de 2020, 2.097, casi un 60% más. Todo apunta a que al ser la franja de edad en la que se inició la vacunación y las estrictas medidas adoptadas por las residencias han logrado proteger a este grupo etario, en el que, aún así, este año han fallecido 311 personas por covid.

No ha ocurrido lo mismo entre los salmantinos nacidos entre 1942 y 1961. En la primera mitad del año, fallecieron más de medio millar de personas de esta franja de edad en la provincia, un 26,6% más que en el mismo periodo de 2019. Este año concretamente se han levantado 116 actas de defunción más en este grupo etario. Ciertamente durante los primeros meses de este año se registró la tercera ola, el brote en el que se alcanzó el pico más alto de contagios y en la que el covid se cobró más de doscientas vidas en la provincia. Sin embargo, el exceso de mortalidad en la franja de edad de entre 60 y 79 años no se debe exclusivamente al coronavirus, ya que, a causa del SARS-CoV2 fallecieron 116 salmantinos más que en 2019 y en este periodo solo 92 decesos fueron vinculados con un previo contagio por covid. Así, hay 22 defunciones más que en el año previo de la pandemia que no pueden atribuirse directamente a los efectos de la covid, aunque puede que sí a las consecuencias de la pandemia.

Entre las personas de 70 a 79 años el exceso de mortalidad parece casi consecuencia directa del coronavirus —hubo 64 fallecidos más que antes de la pandemia y hubo 60 decesos de personas que se habían contagiado. Sin embargo, no ocurre lo mismo entre la generación inmediatamente más joven. En la provincia han muerto más personas de 60 a 69 de las que cabría esperar si se compara con los datos previos a la pandemia. Si bien es cierto que hay salmantinos de este grupo etario que no han recibido la segunda dosis de AstraZeneca hasta hace tan solo unas semanas, en casi la mitad de los fallecimientos que se han registrado de más no hubo una infección previa del SARS-CoV2. Es decir, el exceso de mortalidad en esta franja de edad con respecto a 2019 es de 53 decesos, pero en los seis primeros meses del año solo se pueden atribuir 32 de ellas a la covid. No es descartable que esa diferencia se derive de la saturación del Hospital en los últimos meses.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png