26 enero 2022
  • Hola

La nueva modalidad de presupuesto en la construcción por la falta de suministros

Los altos precios y las subidas constantes de los materiales obligan a las empresas a hilar muy fino a la hora de precisar el coste de las obras para no perder dinero

28 nov 2021 / 13:12 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Los empresarios reconocen que nunca se habían enfrentado a una situación como la que están viviendo ahora con los materiales. “Jamás me había ocurrido que un proveedor me diera un precio y solo me lo mantuviera durante tres días. Antes de esta crisis la obra podía empezar con 7 u 8 meses de retraso, que el precio acordado no cambiaba”, afirma Manuel Prieto, presidente de la patronal de la construcción Aescon. “Ahora nadie te da un presupuesto que tenga una vigencia superior a una o dos semanas”, confirma Javier Tamames, presidente de la otra patronal, Aconsa.

Los problemas que relatan ambos no son nuevos. Desde hace meses el sector vive una escalada de precios de los materiales debido a su escasez y a la importante demanda que existe en España y en todo el mundo. Sin embargo, las cotas que se han alcanzado han empezado a preocupar al sector.

“Es inexplicable que en 20 días el vidrio se haya encarecido un 30%. A esto no se le ve techo, pero tiene que parar. Si no...”, destaca Javier Tamames. La subida se da prácticamente en todos los materiales, como recuerda Manuel Prieto. “El hierro prácticamente ha duplicado su valor, mientras que el aluminio lo ha hecho un 50%. La madera tampoco se libra, al igual que el aislante”, asegura.

¿Y cómo capean este temporal en un momento de crecimiento en el sector? “Según los datos de la confederación regional, el 25% de las obras están paradas por este motivo”, indica Manuel Prieto. En el resto, han de repercutir el incremento de los costes al clientes, siempre y cuando el presupuesto no esté cerrado ya. “Si es así, o renuncias a la obra, o pierdes dinero”, indica Javier Tamames, que asegura que el problema se da sobre todo con grandes obras. “Si se trata de una reforma, el incremento puede ser asumible. Ahora, el problema viene si se trata de una promoción de chalés por ejemplo”, remarca.

El alza de los materiales ha encarecido el coste de construcción un mínimo de un 10% y hasta un 20% en el último medio año. La situación ha llevado al sector a sopesar la posibilidad de adquirir material y almacenarlo, aunque más por una cuestión de si hay escasez en un futuro a medio plazo que por evitar la escalada de precios. Sin embargo, la mayoría por ahora descarta esta opción a la espera de que la “tormenta” amaine.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png