Borrar
Juan Blanco -jefe de Traumatología- y Helena Fidalgo -bioestadística contratada por el IBSAL- revisan el modelo algorítmico. ALMEIDA
La inteligencia artificial llega a Traumatología para predecir si un paciente va a morir

La inteligencia artificial llega a Traumatología para predecir si un paciente va a morir

El servicio del Hospital ha desarrollado un novedoso algoritmo que calcula, con un 80% de efectividad, si un enfermo fracturado de cadera perderá la vida en menos de un año

Lunes, 19 de septiembre 2022, 15:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El servicio de Traumatología del Hospital de Salamanca ha desarrollado un sistema de inteligencia artificial capaz de predecir -con un 80% de efectividad- si un paciente con fractura de cadera va a fallecer en menos de un año.

El jefe del servicio, Juan Blanco, incorporó a través del IBSAL a una bioestadística -Helena Fidalgo- para que, utilizando la extensa base de datos de pacientes atendidos en Salamanca con fractura de cadera, poder desarrollar un algoritmo capaz de anticiparse a los acontecimientos y, después de meses de pruebas, se confirma que el algoritmo funciona. “La inteligencia artificial nos supone la gran ventaja de poder dedicar más recursos a los pacientes que más lo necesitan y, además, nos abre otras puertas muy importantes de cara a la prevención de caídas”, explica el doctor Juan Blanco.

La bioestadística Helena Fidalgo ha conjugado, por un lado, la información de más de 1.000 pacientes con fractura de cadera. Por otra parte, ha creado más de 160 variables que pueden tener relación con la mortalidad. “Introducimos los datos de edad del paciente, sexo, si vive en casa o residencia, medicamentos que toma, insuficiencias respiratorias o cardiacas, enfermedades previas cómo fue la operación, cómo transcurrió el ingreso... Hemos hecho un cribado de esas variables y nos hemos quedado con las 31 que consideramos más importantes en relación a la mortalidad hasta crear un algoritmo de predicción que acierta en un 80% de los casos. Hemos revisado los trabajos publicados hasta el momento y nuestro algoritmo es el que tiene mayor capacidad de predicción en comparación con el resto”, destaca Helena Fidalgo.

La fórmula mide más de 160 variables de cada paciente y va aprendiendo a medida que recibe más información

El equipo de investigación de Traumatología ha marcado la fecha de corte en un año porque se considera que el mayor riesgo de fallecer tras sufrir una fractura de cadera está en los primeros 30 días. La siguiente ‘frontera’ clave son los nueve meses, mientras que si el paciente supera el año de supervivencia se estima que si pierde la vida a partir de ese periodo ya no será como consecuencia de la fractura de cadera.

El traumatólogo jefe del Hospital apunta que el sistema que están desarrollando desde Salamanca “es capaz de aprender”. “Según le metes más información, porque la base de datos de nuestros pacientes no para de crecer, el sistema va aprendiendo sobre la marcha y, por lo tanto, mejora la fiabilidad de sus predicciones. Cada vez tenemos más información individualizada de los enfermos”, afirma.

“Es la combinación del big data, el machine learning, la inteligencia artificial... Nos va a permitir conseguir más avances en esta línea”, asegura la bioestadística y profesora de bioinformática, Helena Fidalgo.

El proyecto, que cuenta con financiación del Ayuntamiento de Salamanca, ha sido remitido a la prestigiosa revista The Lancet con el fin de conocer las opiniones -positivas y negativas- de los mayores especialistas del mundo y poder perfeccionar el modelo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios