26 enero 2022
  • Hola

Ieronimus abre la puerta al ‘esqueleto’ de la Catedral para celebrar sus veinte años

Prepara para 2022 su quinta ampliación con el acceso a la bajocubierta, situada entre las bóvedas y el tejado, y a un tramo del triforio alto, el balcón interior que recorre la nave central de la seo

29 nov 2021 / 07:30 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Desde su inauguración el 26 de marzo de 2002, Ieronimus ha constituido, sin ninguna duda, un éxito turístico que ha guiado ya a más de 2,3 millones de visitantes por los espacios más desconocidos de la Catedral. Después de cuatro ampliaciones que han permitido alargar el recorrido hasta la estancia más elevada de la Torre de las Campanas y cuando parecía que sus posibilidades de expansión habían llegado al límite, la exposición volverá a sorprender en su vigésimo aniversario. No solo prepara una renovación de su discurso con la incorporación de nuevas tecnologías que permitan una visita más personalizada —como un dispositivo de realidad aumentada para ver todos los detalles de la Catedral Vieja— y una actualización de los paneles explicativos, sino que además abrirá la puerta al “esqueleto” de la basílica invitando a pasear sobre las bóvedas de crucería de la nave central.

El Ayuntamiento de Salamanca, con la colaboración del Cabildo, incluirá en el itinerario expositivo la bajocubierta de la seo. Se abrirá una de las pequeñas puertas situadas en las terrazas de la Catedral Nueva para ascender hasta el espacio que se encuentra sobre las bóvedas y bajo el tejado. Desde las pasarelas de metal que se habilitaron durante la reforma de las cubiertas en 1974 y gracias dos nuevas plataformas que está previsto habilitar, los visitantes se podrán asomar al otro lado de los altos techos nervados que se alzan a más de cuarenta metros de altura, sobre el coro. Ieronimus brindará así una oportunidad muy poco frecuente en los edificios históricos, como es ver el trasdós de las bóvedas. Esta iniciativa, que hace accesible al público uno de los rincones más desconocidos de las grandes construcciones religiosas, ayudará a entender mejor las soluciones arquitectónicas empleadas en la construcción del complejo catedralicio.

Pero no será ese el único espacio que se sumará en 2022 al recorrido por las torres de la basílica. Ya es posible asomarse al triforio bajo de la Catedral Nueva, pero la intención de la Concejalía de Turismo, con Fernando Castaño al frente, es que el próximo año se abra al público un tramo del triforio alto, el balcón interior que recorre toda la nave central a la misma altura que el nacimiento de los nervios de las bóvedas.

Esta quinta ampliación se enmarca dentro de uno de los ejes del Plan de Sostenibilidad Turística, que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros para los próximos tres años y que cuenta con financiación municipal, autonómica y estatal. Bajo el epígrafe de “Las tres torres”, propone actualizar y mejorar la oferta turística no solo de Ieronimus, sino también de Scala Coeli (Clerecía) y Humanitas (San Esteban), y conectarlas entre sí no solo mediante un relato interpretativo sino también a través de las nuevas tecnologías, según expuso el alcalde, Carlos García Carbayo, en la Feria de Turismo Interior INTUR.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png