06 diciembre 2021
  • Hola

Frente común para convertir Salamanca en referente de la fiebre Crimea-Congo

Investigadores piden a Sacyl hacer las pruebas de la enfermedad que hasta ahora se envían al Carlos III z El 100% de los casos detectados en España procedían de Castilla y León

22 oct 2021 / 20:26 H.

La Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital, el Servicio de Microbiología y la Facultad de Farmacia a través de la Unidad de Parasitología han hecho un frente común para convertir a Salamanca en referente del estudio y la investigación de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo, una enfermedad de declaración obligatoria provocada por la picadura de una garrapata.

Para ello ya cumple con todos los factores: el Hospital es el que más casos ha tratado de España desde que oficialmente se diagnosticó el primer caso en España; recibe todas las garrapatas de Castilla y León para analizarlas y cuenta con toda la infraestructura necesaria para los análisis con un laboratorio P3 de seguridad biológica en las instalaciones del I+D+i de la Universidad de Salamanca para trabajar con organismos contagiosos.

Hasta ahora todas las muestras que se tiene una sospecha de Crimea-Congo se envían al Instituto Carlos III para analizarlas y que posteriormente se lleven a cabo todos los pasos de la enfermedad de declaración obligatoria. Sin embargo, este paso podría hacerse en Salamanca si se realizara el protocolo que permitiera utilizar el laboratorio con este fin.

“Tenemos la gente, los medios, las instalaciones y lo que nos hace falta es el protocolo y la dotación económica para que en Salamanca se puedan hacer todas las pruebas de Castilla y León relacionadas con el Crimea-Congo”, detalla el catedrático de Parasitología, Antonio Muro. “Este protocolo —aclara el médico de Enfermedades Infecciosas, Monceff Belhassen— permitiría poder hacer las pruebas urgentes en el edificio I+D+i donde se encuentra el laboratorio P3”.

En la misma línea, Amparo López, especialista en Infecciosas detalla la importancia que tendría ser “autónomos”. “Lo ideal sería que fuéramos autónomos a la hora de hacer todos los diagnósticos de la Comunidad. Ahora mismo dependemos del Instituto Carlos III teniendo en cuenta que el 100% de los Congo-Crimea que ha habido en España procedían de Castilla y León”, incide.

La idea que plantean los especialistas es que además de su uso para la investigación el laboratorio de seguridad biológico pueda servir también con un fin asistencial para el análisis de pruebas de diagnóstico urgentes como el Crimea-Congo. “Debería tener una parte para la labor asistencial urgente que se podría llevar a cabo mediante un acuerdo con la Consejería de Sanidad y una dotación económica para el personal que trabajara de urgencias. Hay que tener en cuenta que una fiebre hemorrágica es urgente y la persona que puede sufrir la picadura se puede morir”, detalla Belhassen.

Hay que recordar que en agosto de 2020 falleció un salmantino tras sufrir la picadura de una garrapata en la zona de Béjar. “Si se pone en marcha un procedimiento para poder utilizar de manera urgente el P3, a partir del Crimea-Congo ese procedimiento va a quedar ahí y se va a poder utilizar para cualquier otra situación, incluso una nueva pandemia”, explica Juan Luis Muñoz Bellido, jefe del servicio de Microbiología. De hecho, ese fue uno de los problemas que se dio con los primeros casos de la covid cuando todos los primeros contagios tuvieron que enviarse al Instituto Carlos III hasta que estos se vieron sobrepasados.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png