25 julio 2021
  • Hola

Fin a las plagas de los parques de Salamanca con esta técnica de lucha biológica

La iniciativa se está llevando a cabo en el Parque de los Jesuitas, el Huerto de Calixto y Melibea, la calle Gütenberg y la calle Bartolomé de las Casas

20 may 2021 / 15:47 H.

El Ayuntamiento de Salamanca continúa desarrollando Savia, la Estrategia de Infraestructura Verde, para hacer de Salamanca una ciudad más saludable y a la vanguardia contra el cambio climático. En este objetivo también es fundamental la lucha biológica para controlar las plagas que puedan afectar a las zonas verdes y a los habitantes de los barrios.

La concejala de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Miryam Rodríguez, ha presentado hoy en el Parque de los Jesuitas las novedades de la nueva campaña. En concreto, el control biológico se define como una actividad en la que se aprovechan algunas especies de insectos con el objetivo de reducir o incluso llegar a acabar por completo con parásitos que afecten a una determinada plantación. Se pretende así, sin el uso de insecticidas, controlar las plagas a través de enemigos naturales, es decir, otros insectos que son depredadores de la plaga y son inofensivos tanto a la plantación como a los seres humanos, e incluso no producen daño a los insectos benignos para el medio ambiente.

El Ayuntamiento está llevando a cabo esta suelta de insectos en el Parque de los Jesuitas, para controlar el pulgón, la araña roja y la psila en arbolado y rosales; en el Huerto de Calixto y Melibea, para controlar el pulgón, la araña roja y la cochinilla algodonosa en arbolado y rosales; en la calle Gütenberg, para controlar el pulgón en rosales; y en la calle Bartolomé de las Casas, para controlar el pulgón en el arbolado.

Gracias a esta técnica, inofensiva para los usuarios de las zonas verdes, así como para su flora y fauna, se pretende controlar que una misma plaga llegue a afectar a varias especies arbóreas o que un mismo árbol pueda ser atacado por plagas diferentes, llegando incluso a solaparse sus ciclos biológicos.

Para que la población salmantina conozca todos los beneficios que el trabajo diario del servicio municipal de parques y jardines puede proporcionar a la salud de la ciudad, el Ayuntamiento de Salamanca llevará a cabo una labor pedagógica entre la ciudadanía. Miryam Rodríguez anunció que próximamente se llevarán a cabo conferencias y talleres formativos en los diferentes barrios de la ciudad, dirigidos a todas las edades, para que los salmantinos comprendan que, por ejemplo, dejar la hierba alta en mayo en los parques reporta importantes beneficios medioambientales, o que determinados insectos son fundamentales para combatir las plagas.

Tipos de insectos empleados en la lucha biológica

Adalia bipunctata o mariquita de dos puntos, para combatir el pulgón. Es un coleóptero que perteneciente a la familia de los coccinélidos. Es una especie autóctona, presente en toda Europa. Las hembras adultas depositan los huevos en pequeños grupos en las proximidades de las colonias de pulgón. Estos huevos son alargados con una coloración anaranjada y de 1-1,5 milímetros de longitud. En cuanto a la larva, que puede llegar a medir 5-6 mm, presenta una coloración grisácea, con el primer segmento del tórax oscuro y con el reborde anaranjado. Los adultos llegan a medir entre 4 y 5 mm de largo. Las alas anteriores son rojas, con una mancha negra central sobre cada una de ellas.

La cabeza de la adalia es negra y posee dos manchas blancas una a cada lado de la cabeza. En cuanto al tórax, este también es blanco pero con una mancha negra que puede ir variando en tamaño y forma de unos individuos a otros. Por último, las patas son de color negro.

Estos coccinélidos depredan pulgones tanto en estado de larva con en estado adulto, aunque no todos los estados de desarrollo son igual de eficaces: Las larvas más viejas son más depredadoras que las jóvenes y los adultos. En todos los casos, los pulgones más jóvenes son los más vulnerables a todos los estados móviles de los coccinélidos.

Amblyseius californicus, para combatir la araña roja. Es un ácaro depredador de otros ácaros fitófagos y araña roja, perteneciente a la familia de los fitoseidos y de color crema, aunque puede adquirir un color rojizo al succionar los jugos de la araña roja. Se distribuye por toda la cuenca del mediterráneo así como en áreas tropicales de América, pudiendo aparecer espontáneamente en cultivos hortícolas, frutales y cítricos.

En esta especie, todos los estadios móviles son depredadores, así pues las larvas y ninfas depredarán huevos, larvas y ninfas de araña roja, de manera que los adultos pueden alimentarse de todos los estadios así como de otras presas e incluso polen. El hecho de poder alimentarse de polen, hace que puedan sobrevivir en los cultivos hasta que aparezcan sus presas. Es muy móvil por lo que se distribuye rápidamente por el envés de las hojas.

Esta especie busca activamente a sus presas, especialmente la araña roja, para después depredarlas. La dispersión de este ácaro no es tan rápida como en otras especies ya que puede pasar un tiempo sobre el suelo antes de pasar al cultivo. Actúa dejando completamente vacía a su presa tras insertarle sus piezas bucales.

Amblyseius swirskii, para combatir la araña roja. Es un ácaro depredador que pertenece al género Amblyseius, familia Phytoseiidae. Aparece de manera espontánea en cultivos de diferentes zonas mediterráneas, ya que sus orígenes están en países como Turquía, Grecia, Israel y Egipto. Lo cual justifica porqué trabaja mejor a altas temperaturas.

Tiene carácter muy polífago, es decir, se alimenta de varios tipos de huéspedes: huevos y larvas de mosca blanca así como de Trips. Dado que también es capaz de alimentarse de polen, se puede introducir de forma preventiva al inicio de la floración, cuando aún no haya presa disponible. Es una especie con mucha movilidad, se puede distribuir de manera rápida por el envés de las hojas.

Esta especie es un ácaro depredador polífago, que se alimenta de distintos tipos de presa. Para favorecer el rápido crecimiento de su población, necesita una fuente alimenticia suficiente, prefiriendo moscas blancas y trips, aunque también se alimenta de polen y pequeñas arañas rojas. Este voraz depredador puede ser usado en pimiento, pepino, berenjena, fresa y algunas plantas ornamentales. Todos los estadios móviles de A. swirskii son depredadores de mosca blanca, preferentemente de huevos y larvas jóvenes. La manera de atacar a sus presas es insertando sus piezas bucales y vaciándola completamente.

Anagyrus pseudococci, para combatir la cochinilla. Es una avispa parasita de la familia Encyrtidae que parasita la cochinilla algodonosa de los cítricos. Macho y hembra presentan distinta coloración, los machos son completamente negros con las patas blancas, mientras que las hembras son de color marrón anaranjado y con las patas también blancas. Las antenas de las hembras presentan unas bandas blancas y negras muy características mientras que las de los machos son blancas grisáceas.

Las hembras actúan parasitando los estados larvarios de la cochinilla. Aunque la hembra introduzca más de un huevo en el huésped, sólo se desarrollará una larva en el interior de éste. Si los huevos que depositan las hembras están fecundados darán lugar a hembras, si no darán lugar machos. La larva una vez que está parasitada se endurece y se hincha hasta que el adulto de Anagyrus pseudococci emerge por un orificio en la parte posterior.

Anthocoris nemoralis, para combatir el tigre del plátano. Es un chinche depredador, el más conocido y eficaz para el control natural de la psylla del peral (Cacopsylla pyri) y la psylla de los cercis (Cacopsylla pulchella), aunque también puede depredar otras especies como p. ej. trips, pulgones, ácaros, huevos de lepidópteros y polen. En condiciones normales suele aparecer de manera espontánea en parcelas de peral.

Las larvas de A. Nemoralis de primer estadio son de color amarillo claro, color que se va oscureciendo a medida que avanza el desarrollo del individuo, alcanzando colores marrones anaranjados. Los individuos juveniles, a diferencia del adulto, carecen de alas, por lo que no pueden desplazarse grandes distancias. Los adultos miden entre 3 y 4 mm con una coloración marrón sombreada y la cabeza negra. Es muy voraz en todos sus estadios móviles, se nutre activamente de su presa, depredando huevos, adultos y estadios larvarios.

Chrysoperla carnea, para combatir el tigre del plátano, pulgón y mosca blanca, entre otros. Denominada vulgarmente como crisopa, es un insecto de la familia Chrysopidae. Se encuentra en muchas partes de América, Europa y Asia. Los adultos se alimentan de néctar, polen y melaza que excretan los pulgones y otros insectos, pero las larvas son unos depredadores muy activos que se alimentan de pulgones y otros pequeños insectos. Los huevos son de forma ovalada, primero de color amarillo-verdoso, para luego adquirir coloración grisácea.

Estos huevos se fijan individualmente a las plantas con un largo hilo. Las larvas tienen 1 mm al nacer, son campodeiformes, aplanadas y con mandíbulas bien desarrolladas. Éstas se mueven activamente en busca de presas. Los adultos poseen una coloración verde pálida, con el abdomen largo y estrecho, ojos grandes de color amarillo, antenas largas, dos pares de alas membranosas y de color verde transparente.

Los adultos poseen una elevada capacidad de dispersión, la cual les permite localizar a sus presas, en cuya proximidad realizan la puesta. Sólo las larvas son activos depredadores. Actúan clavando sus mandíbulas en las presas y succionando su contenido. En ausencia de áfidos, C. carnea es capaz de sobrevivir, pudiendo alimentarse de ácaros, trips e incluso pequeños lepidópteros.

Cryptolaemus montrouzireri, para combatir la cochinilla. Es un coleóptero que pertenece a la familia Coccinelidae, depredador de distintas especies de cochinillas algodonosas en todos los estados de desarrollo, como Planococcus citri, Planococcus ficus, Phenacoccus solani, Phenacoccus peruvianus, Pseudococcus longispinus, Pseudococcus afinii, Dysmicoccus boninsis, Dismicoccus alazon y Maconellicoccus hirsitus, entre otras. Los estados larvarios de C.montrouzireri son también depredadores activos y gracias a la capacidad de vuelo de los adultos, pueden cubrir una extensa área de búsqueda de presas.

Es un depredador muy polífago, que en ocasiones es capaz de devorar también otros artrópodos. El adulto es un escarabajo de unos 4mm de longitud de color marrón oscuro, con la cabeza y el protórax de color naranja. Los machos y las hembras se pueden distinguir por la curvatura de la parte terminal del abdomen y por la coloración del primer par de patas, que en las hembras son gris oscuro mientras que en el macho son amarillas.

Todos los estados de desarrollo de C. montrouzieri son depredadores de cochinillas. Una vez que han capturado a la presa la devoran completamente. Cuando las condiciones de temperatura son las óptimas, a 21ºC aproximadamente, la larva puede llegar a comer más de 250 larvas de cochinilla de segundo o tercer estadio. Las larvas pueden alcanzar hasta 13-14 mm de longitud. Su cuerpo está cubierto de proyecciones céreas (especialmente en las larvas jóvenes) que las hacen parecidas a su presa.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png