19 septiembre 2020
  • Hola

Esperanza en el Hospital de Salamanca de que este sea el último verano antes del traslado

Cada año tiene que activar protocolos para combatir el calor con remedios alternativos

05 ago 2020 / 18:56 H.

La red de climatización del Hospital de Salamanca es muy antigua. En algunas zonas -las salas de Enfermería, por ejemplo- no hay aire acondicionado, mientras que en las habitaciones sí lo hay, aunque tiene muy poca potencia. Cuando la temperatura ambiente se acerca a los 40 grados, el equipo apenas es capaz de enfriar.

El aire funciona correctamente en Urgencias, ucis y quirófanos -a veces hasta hace frío, señalan-. Tampoco se quejan los pacientes que acuden a diálisis, y que están en lo más alto del Virgen de la Vega.

Durante la ola de calor que se vivió el pasado verano, la dirección del Complejo apostó por aplicar el sentido común durante las horas más calurosas del fin de semana. “Si en una planta se acumula el calor, y la ocupación lo permite, se pasará a los enfermos a habitaciones individuales” -apuntaban- para descargar el ambiente.

La opción de utilizar ventiladores o refrigeradores portátiles para complementar el anticuado sistema de aire acondicionado está prácticamente descartada por “limitaciones para asumir un incremento en la demanda eléctrica y por el riesgo de diseminación de microorganismos de riesgo”, informaban.

También se solicita especial cuidado a la temperatura que se alcanza en las ambulancias que esperan en la calle y que pueden superar los 40 grados.