Borrar
La subdelegada del Gobierno, Rosa López, y el comisario jefe, Claudio Javier Díaz, pasan revista en el inicio del acto. ALMEIDA

Emotivo homenaje de la Policía Nacional a las víctimas del terrorismo en Salamanca

El cuerpo dedica un monolito en recuerdo de los agentes asesinados por terroristas, nueve en Salamanca, «como muestra de respeto y memoria»

Belén Hernández

Salamanca

Jueves, 20 de junio 2024, 11:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Comisaría de Policía Nacional de Salamanca ha rendido un emotivo homenaje a los agentes del Cuerpo asesinados a manos del terrorismo, nueve de ellos nacidos en Salamanca, así como a los heridos «por defender los cimientos de nuestra sociedad», según ha defendido este jueves el comisario jefe, Claudio Javier Díaz.

El acto se ha desarrollado en las dependencias de la calle Jardines, hasta donde ha acudido un notable número de representantes políticos, sindicales, empresariales y de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la provincia.

Según ha avanzado el comisario, este jueves ha sido un día «de orgullo y elogio para la Policía Nacional» y para recodar a los que pagaron el precio de ejercer su profesión. Por eso a partir de ahora cada 16 de junio se les seguirá rindiendo homenaje, coincidiendo con el aniversario de la muerte de la agente María José García, asesinada por ETA en 1981 con solo 23 años, una de las primeras mujeres en entrar en el Cuerpo en España.

Díaz ha recordado que son 188 los policías nacionales fallecidos a manos de terroristas, nueve de ellos de Salamanca caídos entre 1971 y 1991. Ha enumerado a los siete asesinados por ETA y a los dos fallecidos a manos del GRAPO.

Son el oficial Joaquín Alonso Bajo, nacido en Vitigudino; el oficial Fernando Sánchez Hernández, nacido en Santa María del Sando;, el también oficial Elías García González, nacido en Fuenterroble de Salvatierra; el subinspector José Benito Sánchez Sánchez, nacido en Morille; el subinspector Vicente Sánchez Vicente, nacido en la Fuente de San Esteban; el oficial Manuel Benito José, nacido en Espeja; el oficial Julio Sánchez Rodríguez, nacido en Salamanca; el oficial José María Sánchez García, nacido en Galinduste; y el inspector Pedro Domínguez Pérez, nacido en Forfoleda.

A partir de este jueves se les recordará especialmente con una bandera española que ondea a la entrada de la comisaría, bajo la que se ha colocado un monolito de homenaje «a los que dieron su vida en acto de servicio», ambos instalados y costeados por el Ayuntamiento de Salamanca a instancias del comisario jefe.

Según el alcalde, Carlos García Carbayo, es un recuerdo «perenne» que ejemplifica la unión de Salamanca y la Policía Nacional, a la vez que muestra el agradecimiento de los salmantinos a los que «se enfundan el uniforme», extensible al resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno, Rosa López, ha tenido palabras de cariño especiales para las dos viudas de agentes asesinados por ETA presentes en el acto, un apoyo que extendió al resto de familias.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios