Borrar
Celebración del Lunes de Aguas en Valcuevo el pasado año. ARCHIVO
El verdadero origen del Lunes de Aguas (y no es el Padre Putas)

El verdadero origen del Lunes de Aguas (y no es el Padre Putas)

La etnógrafa Rosa Lorenzo señala que el nacimiento surge como la primera salida al campo en primavera | “Al final esta fiesta del Lunes de Aguas va a acabar como la Nochevieja Universitaria”, explica

Domingo, 19 de marzo 2023, 11:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si hay una voz autorizada para hablar de las tradiciones salmantinas esa es la de la etnógrafa Rosa Lorenzo, mujer que tiene en su haber el Premio Nacional de Investigación Histórica y Etnográfica. Para Lorenzo el Lunes de Aguas va más allá de la leyenda de las prostitutas y la Casa de Mancebía de la que tanto se habla. Esta fiesta, que actualmente se ha venido asociando desde hace algunos años a la prostitución y lugar donde se ejercía en siglos pasados -la Casa de Mancebía, que existió en la ciudad entre los siglos XVI al XVII- y hay quienes afirman, que las ordenanzas que la regían prescribían que al comenzar la Cuaresma las mujeres que allí habitaban eran obligadas a marchar al otro lado del río, lugar del que regresaban el Lunes de la Aguas y por eso se denomina así. “Como leyenda, en la que está presente el mito del agua resulta sugerente y atractiva, pero difícil de mantener para la historia local salmantina”, señala.

Según detalla la etnógrafa, la fiesta se rigió por Ordenanzas Municipales, hasta el año 1570 en que Felipe II hizo extensivas a toda España las ordenanzas que en 1553 había establecido para la ciudad de Sevilla y que al estudiarlas tan sólo prescriben que “ordenamos y mandamos que las dichas mujeres de la mancebía no estén ni residan en ella ganando en ningunos de los días de domingos e fiestas de quaresmas y quatro témporas y vigilias del año”.

Además, manifiesta Rosa Lorenzo que el 10 de febrero de 1623, mediante una pragmática del rey Felipe IV se prohiben las mancebías y casas publicas de mujeres en todos los pueblos del Reino. En Salamanca la Casa de Mancebía fue suprimida el 4 de febrero de 1630 y pocos años más tarde amaneció incendiado el edificio, con lo cual desapareció definitivamente de la ciudad.

Todo parece indicar que, en realidad, era una celebración campestre como aún hoy continua, con plena vigencia y además resulta significativo que en diversos pueblos salmantinos -donde no existieron Casa de Mancebía- también sea conocida esta fiesta como Lunes de Aguas, una fiesta que según relata “va a acabar como la Nochevieja Universitaria”.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios