25 mayo 2022
  • Hola

El calvario de la covid persistente en el testimonio de una salmantina

A Chus Fresno las secuelas del coronavirus le impidieron volver a su puesto de jefa de cocina | Al año fue despedida estando de baja | Muchos enfermos tienen que reincorporarse al mercado laboral sin recuperarse

01 ene 2022 / 16:43 H.
Ver Comentarios

Hace algo más de una semana, tras el consenso de un grupo de expertos dirigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se creó por fin la definición de covid persistente como la “condición que ocurre en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada de covid, generalmente tres meses después del inicio, con síntomas que duran al menos dos meses y no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo”. Los síntomas comunes, según definen, incluyen entre otros fatiga, dificultad para respirar y disfunción cognitiva, y generalmente tienen un impacto en el funcionamiento diario. Unos síntomas que “pueden fluctuar o recaer con el tiempo”.

La definición, publicada en la revista “Lancet Infectious Diseases’ y que se modificará a medida que aumente el conocimiento sobre la enfermedad y sus secuelas, proporciona una base para los estudios clínicos y ensayos en curso, así como para explorar factores de riesgo y terapias, señalan los expertos.

Mientras tanto, aquellas personas que padecen la nueva enfermedad invisible siguen sufriendo sus dramas particulares, ahora relacionados con numerosos despidos laborales o altas obligadas, pese a que aún no están recuperados de sus dolencias.

Es el caso de Chus Fresno, salmantina con covid persistente y portavoz del colectivo ‘LongcovidACTS’ en Castilla y León. Ella se contagió por un contacto directo en la segunda ola de la pandemia e ingresó en dos ocasiones en el Hospital. Desde entonces su vida cambió por completo. Dejó su pasión por los fogones como jefa de cocina de un restaurante por culpa de los síntomas que le incapacitan: fatiga extrema, fallos de memoria, cefaleas, taquicardias, diarreas... Más de un año después, aún no ha recuperado el olfato, fundamental para su trabajo, y aunque los síntomas han remitido ligeramente aún sufre episodios de cefaleas, diarreas y olvidos.

El pasado 28 de octubre, estando aún de baja por su covid persistente desde hacía un año, su empresa la despidió “por falta grave por bajo rendimiento laboral”. Tras denunciar, la empresa reconoció el despido improcedente en el acto de conciliación. Dos semanas después de aquel despido, la Seguridad Social le dio el alta, que ha impugnado y cuyo juicio tiene este próximo enero.

“El covid persistente afecta en su mayoría a mujeres de 40 a 50 años, una edad difícil para reinsertarse en el mercado laboral”

“Aunque he mejorado, no estoy para hacer jornadas maratonianas de 60 y 70 horas semanales como antes. Yo estoy mejor y estoy esperanzada, pero va lento, y hay gente que no, que ha ido a peor. Mi baja por enfermedad de covid sigue sin estar reconocida y, como en mi caso, están aumentando los despidos de enfermos con covid persistente por bajo rendimiento o enfermedad sobrevenida”, denuncia Fresno, que recuerda la problemática que supone para los afectados, en su mayoría mujeres de entre 40 y 50 años, una edad crítica para reinsertarse en el mercado laboral. Cabe recordar que los últimos estudios reafirman que el 73% de los enfermos de covid persistente son mujeres con una edad media de 43 años.

“Me encantaría volver a trabajar, y lo echo de menos porque gané algunos premios, pero es verdad que estoy en una edad difícil. Disfrutaba mucho en las cocinas pese a las jornadas maratonianas pero los halagos de los comensales me motivaban”, confiesa la salmantina, que también admite el temor a las nuevas variantes.

“Tenemos miedo de volver a contagiarnos, sea de la variante delta, ómicron o la que sea. No sabemos cómo puede afectar a los enfermos de covid persistente. Algunos se han contagiado en esta última ola y aún no sabemos las secuelas y el efecto en su cuerpo. A veces incluso me pregunto si me contagio de esta cepa, ¿me pondré bien del todo?”, agrega Chus Fresno, que ha luchado de forma incansable estos meses para exigir unidades especializadas en la Sanidad pública y conseguir avances para los enfermos como ella, como una guía para abordar la nueva enfermedad.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png