Borrar
Mikel Mancisidor, profesor en la Universidad de Deusto. DEUSTO
Descubren un manuscrito en la biblioteca de la Universidad que llevaba 450 años perdido

Descubren un manuscrito en la biblioteca de la Universidad que llevaba 450 años perdido

Se trata de un texto del jurista del S.XVI Fortún García de Ercilla

Martes, 20 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La biblioteca histórica de la Universidad de Salamanca es un filón de tesoros bibliográficos antiguos y aunque parece que todo está descubierto en su interminable archivo, siempre puede aparecer una sorpresa agradable. Sucedió meses atrás cuando el profesor e investigador Mikel Mancisidor, profesor en la Universidad de Deusto, encontró entre los fondos de la biblioteca una obra manuscrita de Fortún García de Ercilla, jurista y político vizcaíno del S.XVI. Mancisidor se topó con este tesoro durante el proceso de investigación de su tesis doctoral sobre este jurista.

El profesor en la Universidad de Deusto explica en el blog de la biblioteca histórica de la Universidad de Salamanca que la obra manuscrita llevaba 450 años perdida. Mancisidor precisa que se puede defender la hipótesis de que alguien quiso editarla pero por causas desconocidas no fue así. «Dado que Covarrubias falleció en 1577, bien podemos aventurar que esta obra de Fortún llevaba 450 años desaparecida, traspapelada como un capítulo inédito de una obra menor de Covarrubias que no merecía estudio, edición, ni publicación», argumenta Mikel Mancisidor.

«Me interesé por unos manuscritos inéditos de Covarrubias, autor muy influido por la obra de Fortún García (por magisterio interpuesto de Martin de Azpilcueta). En uno de ellos pude localizar un texto que no correspondía con la letra y la lógica del resto y que se ha identificado como un manuscrito de Fortún García de Ercilla titulado Consilio pro militia Sancti Jacobi, que, por diversas circunstancias, puede situarse entre los años 1525 y 1528», describe Mancisidor.

Óscar Lilao Franca, jefe de Fondo Antiguo de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca, explica que todavía se pueden dar sorpresas de este tipo. «Este tipo de hallazgos se dan por el ojo abierto del investigador y la implicación también del bibliotecario. Lo que sucede es que este descubrimiento llama la atención en un público muy especializado como es el de los juristas y es que el autor era un jurista del S.XVI», explica Lilao, mientras que pone de manifiesto que si hubiera sido una obra de Lope de Vega el tirón mediático hubiera sido mucho mayor.

Después de ocho siglos de vida, la Biblioteca Histórica de la Universidad no solo guarda uno de los fondos de manuscritos e incunables más importantes de Europa, sino también el conocimiento y el saber de gran parte de la historia, con auténticas joyas bibliográficas muy desconocidas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios