25 enero 2020
  • Hola

Así están viviendo los militares salmantinos en Iraq la escalada de tensión en la zona

Defensa confirma un ambiente de “tranquilidad” en Besmayah, donde ocho ingenieros mantienen las instalaciones | No había españoles en las bases americanas atacadas con misiles

14 ene 2020 / 09:33 H.

Escalada de tensión en Iraq después del ataque de Estados Unidos que mató al general iraní Qasem Soleimaní en Bagdad. Concluidos los tres días de funerales, Irán inició su venganza en la noche del 7 de enero con el ataque mediante decenas de misiles a dos bases de la coalición internacional (en Al Assad y Erbil) en Irak que albergan tropas estadounidenses y en las que no había militares españoles. Las dos bases atacadas por la Guardia Revolucionaria iraní se encuentran a 300 y 420 kilómetros respectivamente, de la base española “Gran Capitán” ubicada en la árida llanura de Besmayah, a 35 kilómetros al sudeste de Bagdad, la capital iraquí. En dicha base española se encuentra en la actualidad un pequeño pelotón de ocho ingenieros del Regimiento de Salamanca en las labores de mantenimiento de las instalaciones y de apoyo a las unidades desplegadas allí.

Desde el Ministerio de Defensa español se asegura que el ambiente en la base ‘Gran Capitán’ de Besmayah es de “tranquilidad” pese a la escalada de tensión en el país y a los últimos ataques. “La ministra, que está en contacto permanente con nuestro contingente, ha constatado que nuestros militares están tranquilos”, han asegurado fuentes de Defensa a este periódico.

La operación en Besmayah, que tiene como objetivo entrenar a las fuerzas iraquíes para luchar contra el terrorismo del Daesh, sigue “con normalidad” y sin ningún cambio, según Defensa, que ha subrayado que cualquier decisión que se tome respecto a su futuro será bajo el paraguas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Por su parte, la vicepresidenta Carmen Calvo, confirmó en “Los desayunos de TVE” que los militares españoles que se encuentran desplegados en Irak continuarán en el país y recordó que los 550 efectivos “no están para combatir en frentes de conflicto” y que España es un país “que trabaja para aplacar el conflicto”. Calvo explicó que los militares españoles que se encontraban “en una situación de más riesgo” por su cercanía con las bases atacadas “han salido de allí” y se han dirigido a Kuwait. Calvo añadió que España se encuentra a la espera de que Josep Borrell, el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, reúna a los 28 “para ver qué decisiones conjuntas” se toman.

PALABRAS CLAVE