23 mayo 2022
  • Hola

Así amenaza a Salamanca el cambio climático

En Salamanca ya se han determinado cuáles podrían ser las principales amenazas del cambio climático: sequías más largas, menos heladas, pérdida de biodiversidad y aumento de temperaturas de hasta 2,18 grados de media

21 nov 2021 / 11:51 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La Cumbre del Clima celebrada en Glasgow ha agitado de nuevo la alarma sobre los efectos que el cambio climático causado por la acción humana tendrá a corto plazo sobre la vida en el planeta. Salamanca ya ha comenzado a prever cómo cambiará la vida de sus ciudadanos durante el presente siglo si no se toman medidas urgentes y radicales. Y el futuro que se cierne sobre este rincón del mundo pinta, cuanto menos, preocupante.

Justo antes de la pandemia, el informe “Estrategia Municipal de Adaptación al Cambio Climático de Salamanca” desarrollaba los principales riesgos y vulnerabilidades del territorio ante la evolución del escenario climático avanzado por los expertos. El estudio fue realizado en el marco de un programa transfronterizo de la Comunidad de Trabajo Centro de Portugal.- Castilla y León (CENCYL). Y aunque se enfoca en dibujar el panorama de la capital y su entorno, anticipa el paisaje de lo que vendrá si la comunidad internacional no reduce el volumen de emisiones previsto en función de los modelos que manejan los científicos.

El panorama es bien conocido. Las concentraciones de gases causantes de efecto invernadero en la Tierra se encuentran en su nivel más elevado en 2 millones de años. Y las emisiones siguen aumentando. Como resultado, la temperatura del planeta es ahora 1,1°C más elevada que a finales del siglo XIX.

La última década (2011-2020) fue la más cálida registrada. Según datos de la AEMET, todas las ciudades españolas vieron incrementada su temperatura media en 0,73º respecto a la media de los 30 años anteriores. Salamanca, con un aumento de ‘solo’ 0,43º, fue una de las menos afectadas.

La temperatura media anual en Salamanca puede subir más de dos grados si no se frenan las emisiones

Además de subir las temperaturas medias, las zonas árticas se deshielan y aumentan los eventos extremos. Todo está cambiando a gran velocidad y los efectos del cambio climático alcanzan a todos los aspectos de la vida. El informe de CENCYL sobre Salamanca evalúa los riesgos de los muy distintos efectos previstos del cambio climático en esta zona geográfica y los valora en virtud del grado de resiliencia del lugar, es decir, en función de la existencia o no de medidas preventivas.

Así amenaza a Salamanca el cambio climático

Las previsiones de subida de temperaturas en Salamanca (2,18ª de media anual en el siglo XXI) superan de largo el límite de 1,5º marcado por la comunidad científica internacional al amparo de la ONU. Nos amenazan más días de calor asfixiante y más noches de insomnio; períodos de sequía y olas de calor más prolongadas y extremas, de cumplirse estas expectativas. Como consecuencia, los estudios no descartan un incremento en la mortalidad en territorios como Salamanca con una población envejecida. Todo ello hace prever, como efecto colateral, un aumento en el gasto global del sistema sanitario publico y privado para reforzar la atención de los colectivos más sensibles.

Ahondando en los efectos del cambio climático en un entorno urbano como el de Salamanca, los expertos abordan las distintas repercusiones de la pérdida de confort climático que traerá consigo el escenario que viene. Si por un lado la incomodidad del ambiente podría acrecentar un aumento del uso del vehículo privado, las consecuencias más notables recaerán sobre el turismo. Con el cambio climático. Salamanca puede ser menos atractiva en verano y más en invierno. La vida en la ciudad se vería alterada, así como las áreas de paseo y de ocio al aire libre. Las zonas verdes y de sombras podrían no ser suficientes.

Fuera del ámbito urbano, las consecuencias del cambio climático traerán consigo preocupantes alteraciones del medio ambiente, pérdida de biodiversidad y transformaciones en la actividad agrícola y ganadera, entre otros aspectos. “Si bien la subida de temperaturas en Salamanca no será tan alarmante como en otros lugares, un solo grado de subida media supondrá una modificación radical de cultivos como, por ejemplo, los viñedos. Las Denominaciones de Origen quizás dejen de tener sentido al cambiar las condiciones climáticas”. Así lo ve José Abel Flores, catedrático de Micropaleontología y Oceanografía de la Universidad de Salamanca y uno de los mayores expertos de España en la emergencia climática.

“Las siguientes generaciones necesitarán adaptarse para mantener sus estándares de vida” (J.A. Flores)

La biodiversidad será una de las principales víctimas del cambio climático. Investigaciones recientes apuntan a que a lo largo del siglo, el bosque mediterráneo ira perdiendo terreno dejando paso al matorral, ya que las especies arbóreas propias de nuestra zona como las encinas, los madroños y los alcornoques irán progresivamente desapareciendo. Esto proceso acrecentará el riesgo de incendios, más frecuentes con la subida de temperaturas.

Así amenaza a Salamanca el cambio climático

La intensificación de las olas de calor y las sequías obstaculizarán cada vez más las actividades agrícola y ganadera en territorios como Castilla y León. El estudio de CENCYL pronostica asimismo desplazamientos de zonas rurales al ámbito urbano “al no encontrar medios de vida alternativos”.

Se van a producir cambios radicales en las próximas décadas —advierte José Abel Flores— que obligarán a inversiones que hoy no están contempladas. Nuestra sociedad es rica, y tendrá que emplear recursos. El planeta ha experimentado cambios rápidos, pero se produjeron a lo largo de siglos. Hoy, el cambio climático afectará a nuestra generación y a las dos o tres siguientes, que necesitarán adaptarse para mantener sus estándares de vida”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png