Borrar

Ángel Martín, en Salamanca: “Mi lista de miedos no incluía acabar en el psiquiátrico”

El humorista arrasó en la presentación de su libro “Por si las voces vuelven”

Domingo, 13 de marzo 2022, 10:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ángel Martín, presentador de televisión, monologuista y humorista, sufrió un brote psicótico en 2017, como cuenta en “Por si las voces vuelven”, el libro que le trajo este sábado a Salamanca a una firma de ejemplares muy concurrida.

Los lectores que se acercan a estas firmas ¿son pudorosos, morbosos, exlocos?

Sería muy raro que hubiera morbosos. El abanico de gente que se acerca es muy grande, desde gente de 15 años hasta de 70 palos. Hay quien te explica su historia en un momento, lo que ha supuesto leer el libro para él o alguien cercano, en qué se ha sentido identificado, qué cosas le pueden servir de ahora en adelante... Hay una interacción muy curiosa en pocos segundos.

¿Ha llegado a alguna conclusión de por qué sufrió aquel brote?

Uno trata de localizar el porqué, pero no hay un momento en el que sucede algo que te hace cruzar al otro lado (aunque existirán las excepciones). Creo que esto va de que de que vamos acumulando una serie de cosas emocionalmente y somos un desastre en la gestión de la mayoría de esas cosas. Y hay un día en que la cabeza dice: “No puedo más y me voy a otro sitio para tratar de desaparecer”. Pero no hay un evento único que haga que las voces aparezcan.

Consumía marihuana y éxtasis. ¿Sospecha que las drogas tuvieron algo que ver?

Las drogas son una marcha más en dirección a que pueda suceder algo así. Pero después de escribir el libro, he recibido muchos, muchos mensajes de gente diciendo: “Que sepas que a mí me ha pasado lo mismo que a ti y jamás he consumido absolutamente nada”. Aunque obviamente, al consumir marihuana, le estás metiendo una marcha más a la posibilidad de que algo malo le pase a tu cabeza. Aunque es importante entender que no consumir nada, no te deja libre de que te pase algo así.

¿Hay miedo a que vuelva a ocurrir?

No tengo ningún miedo. En mi reconstrucción he decidido que no voy a ser la clase de persona que viva con miedo a lo que pueda pasar. He descubierto que la mayoría de cosas por las que uno vivía con miedo, no han pasado. Y la que ha sucedido es que he acabado en un psiquiátrico dos semanas. Esa no estaba en la lista de miedos ni de lejos y de repente ha sucedido lo más inesperado de todo. Por eso ya no soy alguien que viva preocupado por las cosas que podrían pasar. He decidido que cuando las cosas pasen, te enfrentas a ellas; pero si no están pasando, no voy a perder el tiempo en ellas.

Estar loco es fascinante y agotador. Hay una felicidad extrema: es como estar conociendo al amor de tu vida cada segundo. También hay momentos aterradores

Fue feliz aquel mes que estuvo loco.

Extremadamente feliz. Pensad en un mundo en el que puedes hablar con los perros, que crees que has encajado todas las piezas del universo... Cuando tienes la sensación de haber descifrado el corazón del universo y sabes el motivo real de por qué está pasando todo lo que sucede, descubres que cualquier cosa que se cruza en tu camino tiene un significado que sirve para darte una pista que te llevará en la dirección de hacer tus sueños realidad es un momento de felicidad extrema. Es como estar conociendo al amor de tu vida cada segundo. También hay momentos que son de mucho miedo, como estar viviendo en una película de terror (en la que crees que hay alguien al otro lado del espejo que trata de apoderarse de tu vida) y tratas de gestionar esos momentos aterradores. Hay alguien que intenta apoderarse de tu vida, pero también sabes que el universo te va a dar las pistas para tratar de evitarlo. Estás viviendo en una aventura constante y no hay un solo segundo en el que la vida sea algo neutro.

Parece muy fatigoso.

Es muy cansado. Es fascinante y agotador al mismo tiempo.

¿Suele volver al momento en que le ataron a la cama en el hospital psiquiátrico?

No, no. Pensé en ese momento al escribir el libro, pero no soy alguien que generalmente recurra al pasado ni para bien ni para mal. El pasado lo tengo como una especie de biblioteca con archivos por si hay pistas que me puedan servir para gestionar y agilizar el momento actual.

Cuenta que del hospital salió roto, perdido e inseguro. Y que reconstruirse ha sido lo peor que ha vivido.

En el momento en el que pierdes tu identidad es una sensación de desubicación absoluta. Nada tiene ningún valor. Recuerdas la euforia de antes de entrar en el hospital, cuando todo tenía un significado muy claro, muy real y muy mágico. Cuando salí el mundo era otro, las emociones no existían y yo no sabía quién carajo era. Estás más perdido de lo hayas estado jamás. Y tratar de encontrar pistas para reconstruirte, desde la sensación muy certera de que ya no vales para nada, es muy cansado.

Pero se puso en marcha y volvió a escribir. Es curioso que cuando estaba loco escribía sin faltas de ortografía en sus publicaciones de Facebook.

Imagino que saber escribir no se olvida. Eran post cortos; la magia está en que escribo siempre corto. E igual el truco era buscar palabras extremadamente sencillas.

Ahora hace deporte y meditación para fiarse más de sí mismo.

En el momento en que te empiezas a construir y a tomar decisiones conscientes, es muy sencillo mantenerte enfocado. He llegado a la conclusión de que el deporte es imprescindible y procuro meditar una o dos veces al día para apagar el ruido. Y lo más importante es no actuar por inercia ni por la urgencia de los demás. Vivo de forma más consciente y es más difícil cometer errores graves. Es como si pudieras tener la vida en un word y corriges los errores que tú mismo provocas.

Dice que ahora es mejor persona y sin el ego desmedido de antes.

Es inevitable cuando eres consciente de las decisiones que estás tomando: es difícil hacer algo que vaya a joder a los demás. Cuando actúas por inercia las posibilidades de hacer daño a alguien o ser un gilipollas son muy grandes. Ahora soy mejor tipo y he aprendido a escuchar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios