TRÁFICO

Los radares fijos en Salamanca multan a un conductor cada cuarto de hora

Las sanciones crecieron un 18% el año pasado disparadas por la reubicación de los aparatos en las vías más transitadas

06.01.2019 | 09:21
El radar fijo que más multa se ubica en la circunvalación de Buenos Aires.

Cada día 117 conductores son multados de media por exceso de velocidad, cinco a la hora. Tres de cada cuatro denuncias que impuso la Guardia Civil de Tráfico en Salamanca el pasado año 2018 tenía que ver con vehículos pillados por superar el límite de velocidad de la vía por la que circulaban.

Los radares fijos (ocho cabinas con cinco cinemómetros que rotan) son los responsables del 83% por ciento de las multas por velocidad en la provincia, mientras que el 17% restantes corresponde a los cuatro cinemómetros móviles más el mini radar Velolaser incorporado a mediados de noviembre.

Según los datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno, las sanciones de los radares fijos se han incrementado en el año un 18%, debido a la reubicación de los aparatos dentro de las cajas en las vías con más tráfico de la provincia. También el aumento paulatino del tránsito de vehículos por las carreteras de Salamanca tiene que ver con el mayor número de multas de los radares fijos, que en 2017 ya repuntaron un 10% también.

En los últimos años, Tráfico retiró los aparatos de las cajas de la N-501 en Encinas de Abajo y en la N-630 en Beleña, vías convencionales con escaso tráfico, y las ubicó en las cabinas de las A-66 y A-62, en la circunvalación, los tramos con mayor volumen de vehículos de la provincia y donde se registra el mayor volumen de sanciones, aunque este año, la Subdelegación no ha facilitado los datos específicos de multas de estos radares por sus ubicaciones. Cabe recordar que en 2017, los cinco aparatos estaban situados en las cajas de la SA-20 en el polígono El Montalvo, en la N-630 en La Maya, en la A-66 en la circunvalación de Buenos Aires, y otros dos en la A-62 en Castellanos de Moriscos en diferentes direcciones.

Habrá que ver ahora, si a partir del 29 de enero, con la nueva rebaja del límite de 100 a 90 km/hora en las carreteras nacionales, Tráfico reubica los radares en las cajas sin uso en la N-501 en Encinas de Abajo o en la N-630 en Beleña para "cazar" a los posibles infractores.
Por otra parte, en lo que se refiere a los radares móviles que coloca la Guardia Civil en las carreteras, llama la atención el descenso de casi más de la mitad de las multas: de 16.341 en 2017 a 7.162 en el último año 2018.
La recaudación por multas de velocidad se destina al mantenimiento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (nóminas, vestuario, vehículos, instalaciones, mantenimiento...) de los ocho Centros de Gestión del Tráfico repartidos por España, así como para las patrullas de los helicópteros.

En total, Tráfico impuso el pasado año en la provincia de Salamanca 57.430 denuncias por infracciones, un 3,3% más que las 55.575 del pasado año. De ellas, sólo el 10% conllevaron detracción de puntos, por lo que el 90% restante eran más leves.
En cuanto al consumo de alcohol y drogas al volante, algo que preocupa especialmente a la DGT, con los nuevos drogotest y aumento de controles se han incrementado también las sanciones: un 38% más que hace dos años. Se ha pasado de 803 multas en 2016, a 978 en 2017 y 1.112 en el pasado 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad