27 mayo 2020
  • Hola

Peñaranda, Carbajosa, Villamayor y Alba, obligadas a seguir con franjas horarias para los paseos

Descontento por la decisión del Gobierno de fijar una densidad de población inferior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado para los pueblos con menos de 10.000 vecinos

22 may 2020 / 23:08 H.

El Gobierno la lía una vez más y deja a cuatro grandes municipios salmantinos con población entre 5.000 y 10.000 habitantes (Peñaranda, Carbajosa de la Sagrada, Villamayor y Alba de Tormes) con las franjas horarias en vigor desde el pasado 2 de mayo.

La esperada publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) derivó en alegría a primera hora de la mañana aunque la euforia duró poco después de leer la “letra pequeña” y ver que el Ejecutivo aplicaba una densidad de población menor a 100 habitantes por kilómetro cuadrado para poder suprimir las mencionadas restricciones horarias.

En pocos minutos los cálculos quedaron claros con 519,42 habitantes por kilómetro cuadrado en Carbajosa de la Sagrada; 279,62 en Peñaranda; 352,01 en Villamayor y 111,50 en Alba de Tormes, por lo que los cuatro no cumplen las exigencias del Gobierno y sus vecinos deberán seguir sometiéndose a las franjas horarias.

Los respectivos ayuntamientos y varias de las Policías Locales, entre ellas la de Peñaranda, aclararon a través de sus redes sociales lo publicado en el BOE y el descontento generalizado entre los vecinos no se hizo esperar por una decisión que consideran un sin sentido más. Cabe recordar, además, que Peñaranda es la única de las localidades salmantinas entre 5.000 y 10.000 habitantes que está en Fase 1 aunque el resto se sumará el lunes.

Desde el pasado domingo cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció a los presidentes autonómicos la supresión de franjas horarias hasta 10.000 habitantes se ha venido notando un mayor flujo de gente en la calle, más allá de dichas franjas, sobre todo en el municipio peñarandino precisamente por estar ya en una fase más avanzada de la desescalada. El incumplimiento de la norma sigue, además, sujeto a sanciones económicas.