Borrar

TEL

Candelario

Miércoles, 1 de mayo 2024, 19:20

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Candelario ha cumplido esta tarde con la tradicional muda del Cristo del Refugio en una cita que reúne a sus fieles para acompañarle en la subida desde la ermita hasta la iglesia parroquial.

La banda municipal de música de Béjar ha puesto la nota musical a esa celebración como suele ser habitual cada año si bien esta edición era especial por ser la primera sin el director de la banda, Lorenzo Torrico, fallecido el pasado 9 de abril. En su lugar, Hilario Ceballos ha dirigido a la agrupación en ese primer acto.

El mal tiempo no ha logrado deslucir el acto que ha contado con muchos fieles de la localidad pero, también, vecinos de Candelario ausentes que han regresado a la localidad gracias al puente de mayo en Madrid.

Con dudas sobre su celebración debido al mal tiempo, en una poco habitual jornada de 1 de mayo con frío, nieve en la Sierra y precipitaciones intermitentes, la procesión ha podido celebrarse no sin preocupación por la leve lluvia que caía. El objetivo era preservar el buen estado de la talla después de la reciente restauración realizada en 2022. Las mayordomas de este año, Carmen Fernández, Mari Hernández, Josefina Bayo y Mari Hernández, habían organizado un plan B que consistía en cubrir la imagen con un plástico aunque, afortunadamente, no ha sido necesario ya que la lluvia ha respetado a pesar de las gotas caídas en el inicio de la procesión.

El Cristo del Refugio ha subido por la calle Pedro Muñoz para alcanzar la parte superior de Candelario en una comitiva en la que han participado el párroco de la localidad, Vicente Roig, acompañado por sus homólogos en la iglesia de San Juan en Béjar, Roberto Hernández, en las localidades de Sorihuela y Santibáñez de Béjar, el sacerdote candelariense José Luis Martín, el prepósito provincial de la orden teatina, Pablo Guerrero y el sacerdote teatino, Pedro Sánchez. También han acudido la alcaldesa de Candelario, Elvira Fernández, y la concejala de Cultura, Inmaculada Martín.

A lo largo de esa calle, la imagen ha alcanzado la parte superior en la zona de El Chorrillo para regresar a la iglesia por la calle Hermanos Vallejera. Dentro, se ha oficiado la misa que ha sido ofrecida en memoria del director de la banda de música de Béjar, Lorenzo Torrico.

La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia
La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

La lluvia respeta al Cristo de Candelario en la subida a la iglesia