03 febrero 2023
  • Hola

La primera mujer salmantina y laica en ocupar el tercer puesto en el escalafón de la Diócesis

María Teresa estudió Derecho Canónico y compatibiliza la diócesis con su puesto en el Ayuntamiento de San Esteban de la Sierra

19 jun 2021 / 20:04 H.

Natural de Escurial de la Sierra, María Teresa Marcos es licenciada en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ahora, además, trabaja en el Ayuntamiento de San Esteban de la Sierra dentro del programa de egresados universitarios impulsados por la Diputación provincia. Precisamente, sus estudios han motivado el contacto con la Diócesis de Plasencia hasta convertirse en la tercera autoridad del Obispado de Plasencia, además, laica y mujer.

–Sustituirá en el cargo a Edén Martín, antiguo sacerdote de la zona de Ledrada, que fue nombrado el año pasado. ¿Cómo contactaron con usted? ¿Tenía vinculación con el Obispado?

–No, no lo conocía y ha sido una sorpresa. El Obispado de Plasencia contactó con la Universidad Pontificia, que es donde he estudiado Derecho Canónico (el master y la licenciatura) y donde estoy con el Doctorado. Preguntaron por alguien con conocimientos de Derecho Canónico y pusieron mi nombre sobre la mesa. Lo valoraron y un día me llamó el vicario general, Jacinto Núñez, y, después, el obispo José Luis Retana. Me dijeron que querían hablar conmigo y cuando nos reunimos me dijeron que era para hacerme cargo de puesto. Para mí era una sorpresa enorme porque no me esperaba ese puesto.

–En concreto ¿cuál va a ser su función?

–El de secretaria-canciller general de la Diócesis. Ser la secretaria y notaria de todo el Obispado. Es decir, redactar decretos, dar fe de los nombramientos y otros actos que hagan el obispo u otros miembros de la curia. También encargarme de todo el archivo.

–¿Es consciente de la importancia de su nombramiento por ser la primera mujer laica en ocupar ese puesto?

–Soy la primera mujer laica y supone mucho. Aparte de ser la primera vez que trabajo en una Diócesis, entrar en un cargo tan elevado es todo un reto y un orgullo, pero también una responsabilidad porque es un puesto muy importante.

¿Había tenido contacto anteriormente con esta Diócesis?

–Con la Diócesis de Plasencia no había trabajado, con otras sí había tenido nulidades matrimoniales pero con esta no. Sí estaba en elenco de abogados por si salía alguna, pero no había trabajado.

–En las últimas semanas ha surgido un tema espinoso para la Diócesis con el anuncio de la muestra de Las Edades del Hombre sólo en Plasencia. ¿Conoce cómo está la situación?

–No he tomado todavía posesión, pero sí me han dicho que es un tema que vamos a tener que trabajarlo. De todos estos temas no hemos hablado aún nada. Ahora ya cuando baje, veré qué tengo encima de la mesa.

–¿Seguirá trabajando en la oficina de registro de San Esteban?

–De momento voy a compatibilizarlo hasta ver la forma de contacto. Ir trabajando poco a poco para integrarnos bien. Tenemos pensado bajar a lo que haga falta y dos o tres días a la semana. Vamos a compaginarlo, pero todo lo que haga falta. Nos sentaremos a hablar para ver cuando les viene mejor a ellos que esté yo allí. Lo tenemos que organizar, ver que necesidades tienen y cómo trabajarlo.

–¿Qué objetivos se ha marcado en este puesto?

–Estar a la altura del cargo y ayudar en todo lo que pueda. Ofrecer mis conocimientos para colaborar lo máximo posible a la Diócesis y a la iglesia en general. Es un mensaje de apertura, de que los laicos estamos ahí, que hay más integración aunque siempre la ha habido. Estoy agradecida al Obispado por haber confiado en mí para el puesto. También a la Pontifica que me haya formado y haya apostado por mi.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png