15 diciembre 2019
  • Hola

La fórmula para que no se olvide cómo se trillaba en los pueblos de Salamanca

Los vecinos de Monsagro revivieron vestidos de época y entre bailes sus raíces agrícolas en el Día de la Trilla

04 ago 2019 / 10:20 H.

Hace ya mucho tiempo que los monsagreños no realizan la trilla como se hacía antaño. Lo que sí llevan haciendo más de diez años es conmemorar sus orígenes en el Día de la Trilla Tradicional, jornada estival en la que los burros vuelven a las eras donde se separa el grano de la paja.

Charangas, peñas, una cena popular y juegos acuáticos para los niños alegraron el sábado de los vecinos de Monsagro, que no dudaron en ataviarse con los trajes antiguos de trillar y homenajear a este oficio perdido en una de las jornadas más especiales de la fiestas.

Más de 600 personas se dieron cita en la localidad donde hubo ocasión de conocer más de cerca del entorno y la historia de Monsagro, así como de examinar antiguas herramientas de trilla como el briendo.

“El proceso de la trilla podía hacerse en dos días o más, aunque después todo dependía del viento. Podías tenerlo separado en una tarde, o podías tardar tres días más”, explicaba Juan Antonio Mateos, uno de los organizadores de la tradicional cita, a todo el que se acercaba a conocer más sobre este oficio.

PALABRAS CLAVE